Dinero

Por qué se dispara el precio de la luz: Argelia desvía a China el gas que tendría que suministrar a España

La empresa estatal Sonatrach está enviando barcos a Pekín y Tokio porque pagan más por la energía en plena ola de frío también en Asia

Torres de alta tensión.
photo_camera Torres de alta tensión.

Los españoles pagan la luz más cara, en plena ola de frío, porque los chinos se llevan nuestro gas. Es la conclusión a la que ha llegado el Gobierno y las principales compañías eléctricas del país después de constatar que Argelia ha restringido el suministro a nuestro país para desviar barcos a Asia, donde se ofrece un precio más alto por la energía.

El pasado fin de semana, marcado por la borrasca ‘Filomena’, tuvo su impacto sobre el bolsillo de los consumidores por la subida que experimentó la factura de la luz. Y las inclemencias no han acabado, ya que esta semana recorrerá España una ola de frío intenso que amenaza con dejar buena parte del país bastantes grados bajo cero con temperaturas mínimas jamás registradas.

Los motivos del alza de la energía en lo que va de año son varios, según la mayoría de los expertos. Una mayor demanda energética para combatir las bajas temperaturas, una menor producción de energías más económicas como las renovables por las condiciones meteorológicas (no hay viento suficiente), el aumento del precio del gas natural y el alza del valor que las eléctricas tienen que pagar por las emisiones de dióxido de carbono.

Está impactando la subida del gas

Sin embargo, comparado con lo que ocurrió en olas de frío anteriores, fuentes del sector destacan que esta vez lo que más está impactando sobre el recibo de la luz es la subida del gas natural

Una conclusión en la que coinciden tanto el Gobierno como las eléctricas, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de la Vicepresidencia de Transición Ecológica y de las principales compañías energéticas del país.

Aseguran que, por un lado, la situación obedece a la reducción del gas importado de Argelia. También está influyendo la mayor demanda de gas en toda Europa por la ola de frío, pero sobre todo se apunta al tirón de los países asiáticos. 

Caída del suministro desde Argelia

Así las cosas, fuentes de la cúpula económica del Gobierno admiten con inquietud a ECD que “España afronta un grave problema de suministro”. Según los datos que manejan, facilitados por Enagás, la entrada de gas desde Argelia se ha reducido a una cuarta parte en los últimos días. 

Argelia es el principal proveedor de gas para España, en parte por contar con dos tuberías que unen ambos países por los que se canaliza esta materia prima, lo que hace el transporte mucho más barato. Entre ambos tubos (Marruecos y Medgaz) no se han llegado ni a registrar 200 GWh cuando tienen capacidad para importar 750 GWh al día.

Hasta ahora, la empresa estatal argelina Sonatrach ha explicado a España que está teniendo problemas a la hora de procesar el gas, lo que está generando retrasos en el suministro por tubo, ya no solo con la Península Ibérica sino también con Italia.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Desvío de barcos a China y Japón

Sin embargo, ECD ha podido saber, por fuentes de alto nivel del sector eléctrico, que las autoridades españolas han comenzado a desconfiar del argumento argelino de que se ha producido una avería que impide el correcto funcionamiento del gaseoducto. Justamente coincide con un momento punta de mercado en plena ola de frío.

“No nos está llegando todo el gas de Argelia que debería”, alertan. Pese a que se desconocen los motivos concretos, más allá de la avería que alega Argelia, el Ejecutivo  español apunta a que “Sonatrach está vendiendo más caro a China o Japón, donde también hay una ola de frío importante, el gas que tendría que venir a España”.

“Incluso hay barcos que se dirigían a la Península Ibérica y se han desviado a China en el último momento”, denuncian. En el Ejecutivo y en las principales eléctricas del país coinciden en destacar que la caída del suministro de gas argelino ha tensionado aún más si cabe la situación y está provocando que se registren estos precios récord.

Por el momento, no se ha podido cuantificar cuántos barcos está desviando Argelia de España a Asia, lo que permitiría calcular el perjuicio sobre el suministro español. Pese a ello, el gas argelino cuesta 40 euros por megavatio/hora, cuando el ruso o el noruego se pueden adquirir a 25, pero no hay interconexión con España que permita acceder a esos proveedores.

El segundo precio más alto de la historia

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (donde se negocian los precios cada hora y con un día de antelación) se situó para el pasado viernes en 94,99 euros/MWh, el segundo más alto de la historia después de los 103,76 euros que marcó el 11 de enero de 2002.

Este precio de la electricidad en el mercado mayorista supone aproximadamente el 37% del total de la factura. El resto son costes regulados e impuestos.

Por otra parte, la tarifa regulada, la que tienen cuatro de cada diez consumidores domésticos y pymes, volvió a dispararse en la tarde de este lunes, entre las 20:00 y las 22:00, según Selectra. 

Entre las nueve y las diez de la noche alcanzó su máximo del día, con 0,199955 euros el kilovatio hora (kWh), muy cerca del récord histórico registrado el pasado sábado, en esa misma franja horaria, con 0,20272 euros el kWh.

La subida ha desatado una batalla política

Los incrementos registrados en el inicio de año han desatado una batalla política entre Gobierno y oposición. El Ejecutivo alega que se trata de una subida puntual debido a causas “coyunturales”, aunque ha prometido abrir una investigación ante posibles irregularidades en el mercado eléctrico. 

La oposición, por su parte, critica la inacción del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos y reclama medidas urgentes.

Hay que recordar que Pedro Sánchez viajó el pasado mes de octubre a Argelia, en el que fue su primer viaje al país norteafricano. 

El presidente acompañó a Naturgy para que cerrase el acuerdo con Sonatrach para rebajar el precio del contrato ya que el gas se había desplomado por la pandemia a cotas nunca vistas. Pero solo han pasado dos meses y medio y el mercado ya se ha dado la vuelta.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes