Dinero

Polémica por la nueva obligación de cotizar por esos conceptos

4 de cada 10 empresas pagan a sus empleados parte del sueldo en vales de comida, plus de transporte y cheques guardería

La Inspección de Trabajo ha detectado que las retribuciones en especie se han disparado desde 2011 de un 12% a un 40% en la actualidad

Fátima Báñez, en una rueda de prensa en el ministerio de Empleo.
photo_cameraFátima Báñez, en una rueda de prensa en el ministerio de Empleo.

Malestar intenso en las empresas por la nueva obligación de cotizar a la Seguridad Social por los vales de comida y los pluses de transporte. Sin embargo, esta polémica decisión del Gobierno tiene un motivo: acabar con las retribuciones en especie. El ministerio de Empleo ha constatado que el 40% de las empresas pagan parte del sueldo de esa forma.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, reveló la semana pasada, durante una entrevista radiofónica, que muchas empresas intentan retribuir a sus trabajadores todo el salario de un día mediante pagos en especie.

Burgos defendía así la polémica decisión del Gobierno de integrar en la base de cotización conceptos anteriormente excluidos, como vales de comida, plus de transporte y cheques guardería.

4 de cada 10 empresas pagan en especie

Con esta medida, que ha generado tanto revuelo, el Gobierno persigue un objetivo claro: acabar con la práctica de pagar salarios recurriendo a retribuciones en especie.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes del Ejecutivo, los datos que maneja el ministerio de Empleo, y que motivaron la advertencia de Tomás Burgos, son alarmantes.

Revelan un aumento considerablemente en el número de empresas que, a día de hoy, la Inspección de Trabajo tiene constancia de que pagan parte del salario a sus trabajadores a través de estos conceptos.

Concretamente, las cifras muestran que estas prácticas han pasado, de representar un 12% en 2011, a un 40% solo dos años después, en 2013.

Eso significa que los casos de compañías que realizan pagos en especie se ha disparado casi un 30% en ese periodo. El dato se relaciona directamente con la crisis económica y con la necesidad de los empresarios de ahorrar costes.

La artimaña para evitar la cotización

Hasta ahora, la normativa permitía eludir la cotización. El problema es que “este mecanismo se ha comenzado a utilizar ya de forma creciente por las empresas y, sin una reforma, en este momento el agujero causado a las cuentas de la Seguridad Social puede llegar a ser muy importante”, explican las fuentes consultadas.

En Empleo admiten que el escenario actual de la Seguridad Social es “complicado” porque se han perdido más de tres millones de cotizantes. Por ello, argumentan, se hace necesario poner freno a esta sangría.

Reuniones de Báñez con Rosell

Fuentes empresariales revelan también a ECD que los encuentros entre la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el presidente de la CEOE, Joan Rosell, se han multiplicado en las últimas semanas.

Desde el Gobierno se ha trasladado a los empresarios su disposición a “flexibilizar” la normativa para algunas compañías, pero en forma de aplazamientos en los pagos de las cotizaciones a la Seguridad Social.

El decreto, sin embargo, no se va a reformar en lo esencial. Lo que se busca, explican fuentes del Ejecutivo, es que la gente cotice a la Seguridad Social, igual que se persigue que todo el mundo cumpla con sus obligaciones fiscales, porque, si no, es imposible mantener los servicios públicos fundamentales.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable