Dinero

El Gobierno deja sola a Iberia en la repatriación de españoles atrapados en Marruecos

Ha trasladado a la aerolínea que no va a destinar ni un euro a costear los traslados y la aerolínea ha tenido que gestionar por su cuenta los vuelos de vuelta

Vuelo de Iberia con vacunas.
photo_camera Vuelo de Iberia.

El Gobierno ha comunicado a Iberia que no va a costear parte de los vuelos de repatriación de españoles atrapados en Marruecos. La Embajada de España se ha limitado a garantizar los permisos para que los vuelos operen y a facilitar la concentración de los pasajeros en los lugares de donde salen los aviones.

Las repatriaciones de españoles o residentes en España comenzaron el pasado domingo, cuando cerca de 1.150 viajeros tomaron un barco y un avión fletados dentro de un dispositivo especial para repatriar a las cerca de 4.000 personas que quedaron atrapadas en Marruecos cuando el país magrebí cerró la semana pasada el espacio aéreo con España por razones sanitarias.

Para el resto de viajeros, tanto Iberia como Balearia han planificado un operativo de traslado a lo largo de esta semana.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Iberia ha operado por ahora dos vuelos especiales desde Marruecos, uno el pasado domingo y otro el martes, para que puedan regresar los clientes que se han quedado en ese país después del último cierre de vuelos con España y Francia que se produjo el 31 de enero. La compañía prevé fletar otro avión este viernes.

Sin dinero del Gobierno

Los clientes con billete de Iberia para volar desde cualquier aeropuerto de Marruecos son aceptados sin ningún coste adicional y, al resto se les ofrece una tarifa reducida, con la que la compañía logra cubrir costes de los trayectos porque esta vez no cuenta con el apoyo económico del Gobierno.

Pese  a que en la compañía destacan la colaboración de la Embajada de España en Marruecos, fuentes conocedoras del dispositivo explican a Confidencial Digital está gestionando por su cuenta los vuelos de repatriación. De hecho, todos los clientes deben confirmar su reserva en el vuelo a través del call center de Iberia.

En cambio, la repatriación de turistas españoles bloqueados en el extranjero por la crisis del coronavirus se realizó en parte con un acuerdo con Iberia por el que el Ministerio de Asuntos Exteriores se comprometió a cubrir el coste del vuelo que no quedase cubierto con la venta de billetes.

Durante toda la crisis del Covid, Iberia ha trabajado estrechamente con el  Ministerio de Exteriores y la Unión Europea y, en los primeros meses de pandemia, realizó más de 50 vuelos de repatriación, algunos a destinos como Australia o Filipinas, donde no había volado antes.

El sistema europeo de protección civil, que cofinancia hasta un 75% siempre que viajen ciudadanos de otros países europeos, permitió entonces al Ejecutivo recuperar una gran parte de lo invertido en los vuelos que se pusieron en marcha cuando no había alternativas comerciales. Pero España no dispone ahora de la cofinanciación europea.

Sin cubrir parte del coste de los vuelos, Exteriores, a través de las Embajadas y Consulados, se ha limitado ahora a garantizar los permisos necesarios para que los vuelos operen y a facilitar la concentración de los españoles en los lugares de donde salen los vuelos.

Un marco distinto

Pese a ello, hay que tener en cuenta que los vuelos de repatriación de Marruecos no se parecen en nada a los operados en 2020, también desde el aeropuerto de Casablanca y del puerto de Tánger. Entonces, primaron los casos “humanitarios”, de personas con enfermedades o tratamientos médicos costosos, mujeres embarazadas o familias separadas por el confinamiento.

Ahora, el perfil dominante son españoles que se desplazaron a Marruecos aprovechando que es más fácil viajar fuera que dentro de España, y que Marruecos hasta hace dos semanas animaba a los turistas europeos a visitar el país, justo cuando su sector turístico, vital como generador de empleos y proveedor de divisas, empezaba a sacar la cabeza tras un año de bancarrota.

En Marruecos, las restricciones de movilidad son casi inexistentes para los turistas, salvo los toques de queda nocturnos en todas las ciudades, y eso ha permitido el regreso paulatino de los viajeros desde Europa, de donde procede la mayoría de visitantes al país magrebí.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?