Dinero

Mercadona, El Corte Inglés y Carrefour abren el sábado para evitar dejar a Madrid tres días sin abastecimiento

Cierran el 1 de mayo en toda España, pero han decidido la apertura el festivo de la Comunidad para que no se formen aglomeraciones en los establecimientos

Bolsa elaborada en un 50 - 70 por ciento de plástico reciclado de Mercadona
photo_cameraBolsa elaborada en un 50 - 70 por ciento de plástico reciclado de Mercadona

El primer cierre de los supermercados en toda España durante el estado de alarma se producirá el próximo 1 de mayo, fiesta del Trabajo. Pero Mercadona, El Corte Inglés y Carrefour abrirán el sábado 2 en Madrid, pese a celebrarse la fiesta de la Comunidad, para evitar aglomeraciones en los centros por el cierre durante tres días seguidos.

El Gobierno temía el cierre durante incluso tres jornadas consecutivas de los supermercados en Madrid en pleno estado de alarma. Los establecimientos no abrirán sus puertas el 1 de mayo en toda España, a lo que se suma que el sábado 2 es festivo autonómico en la Comunidad y que al día siguiente es domingo.

Desde que se decretó el estado de alarma, las empresas de distribución (cadenas de supermercados e hipermercados) han intensificado sus esfuerzos por garantizar el suministro de las tiendas y por extremar la seguridad.

“En estos momentos es necesario ofrecer las mayor flexibilidad posible a las empresas y sus trabajadores para ayudarles a organizar mejor una situación que presenta grandes dificultades”, defienden desde las patronales de supermercados.

Evitar el cierre tres días seguidos

Se tienen en cuenta los problemas operativos que puede generar en empresas y los inconvenientes para los consumidores. Por ello, Confidencial Digital ha podido confirmar que las principales cadenas de supermercados han decidido la apertura el sábado 2 de mayo en la Comunidad de Madrid.

Así pues, Mercadona cerrará el viernes 1 y el domingo 3. Pero abrirá todos sus establecimientos el sábado, en horario de 09:00 a 19:00, también en la Comunidad de Madrid pese a ser festivo.

Carrefour tampoco atenderá al público el día del Trabajo, pero después mantendrá los centros abiertos todo el fin de semana en Madrid entre las 09:00 y las 21:00. Unos horarios similares establecerá también El Corte Inglés en sus supermercados de la Comunidad.

“En el estado de alarma en el que vivimos, no podemos mantener cerrados los establecimientos comerciales tres días en una gran urbe como Madrid”, justifican fuentes del sector.

Problemas operativos

Argumentan que esa decisión “complicaría extraordinariamente el abastecimiento y la cadena logística de las tiendas, que ya está siendo de por sí muy complejo durante el estado de alarma”.

Una restricción horaria supondría, además, “un perjuicio para los consumidores evidente”, pues, señalan, tendrían que concentrar las compras principalmente el jueves 30 de abril, ante el cierre de tres días consecutivos por delante. La reapertura el lunes 4 de mayo también sería especialmente caótico.

Escalonar las compras

En el sector de la distribución defienden que el ejercicio de una compra ordenada y planificada conforme a los calendarios de cada comunidad autónoma evita aglomeraciones y confusión, garantiza el servicio y el abastecimiento, permite la limpieza e higienización de los locales y el descanso de los trabajadores.

En las cadenas de supermercados recuerdan que, con las limitaciones actuales y las medidas preventivas de seguridad y distanciamiento que impone la autoridad sanitaria, “es extremadamente difícil concentrar el tráfico de consumidores de tres días en una única jornada”.

La mayoría de establecimientos han recortado sus horarios y limitado su aforo para prevenir contagios.

Aviso en Semana Santa

El Gobierno ya dio un toque de atención a algunas comunidades autónomas al advertir de que, durante la Semana Santa, debían mantener los horarios comerciales que había antes de que se decretase el estado de alarma para evitar problemas de abastecimiento en plena ola de coronavirus.

Algunas regiones querían modificar estos horarios (en los comercios que pueden abrir, como las cadenas de supermercados), lo que implicaba que las tiendas permanecerían cerradas hasta cuatro días seguidos, lo que podía provocar dificultades con el abastecimiento. Los problemas se encontraron sobre todo en Castilla-La Mancha y Cantabria.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, envió entonces una carta a los consejeros de las comunidades en la que recomendaba mantener la regulación de horarios comerciales que había antes de la entrada en vigor del estado de alarma.

El toque de atención fue dirigido a algunas regiones que habían manifestado su intención de cambiar estos horarios, a pesar de que, en principio, en Semana Santa se mantenía el calendario de domingos y festivos comerciales aprobados para 2020.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?