Dinero

La paradoja del alquiler en España: el precio de mercado cae un 0,12% pero los contratos suben por el IPC

La escalada de la luz ha hecho que el índice se sitúe en un 3,3 % y la ley permite a los arrendatarios ajustar con él los contratos renegociados

Vivienda en alquiler
photo_camera Vivienda en alquiler

La pandemia ha supuesto un alto en la escalada del precio del alquiler, especialmente en el centro de las grandes ciudades. Si desde 2012, se veía cómo año tras año el coste de un arrendamiento subía de manera imparable; en 2020 se llegaron a registrar caídas de precio cercanas al 15% durante los meses del primer estado de alarma.

David Caraballo, Director Comercial de Alquiler Seguro, explica a El Confidencial Digital que desde que llegó el Covid "ha habido una demanda mucho mayor en el extrarradio que en el centro de las ciudades"  y esto ha provocado que en las almendras centrales, "aumentara de una manera radical la oferta" bajando los precios.

La caída de la demanda en el centro se debió en gran parte a la cancelación de los pisos de estudiantes -durante los primeros meses de la pandemia muchos universitarios regresaron con sus familias-, a la desaparición de los viajes de empresa y al freno del alquiler turístico. Todo ello llevó a que "se duplicara la oferta de viviendas en las almendras centrales" , como reseña el experto.

En otoño de 2021, la actividad en el sector ha regresado. Ferran Font, Director de Estudios y Portavoz en Pisos.com, argumenta que "el sector de los alquileres ha vuelto a la normalidad desde el punto de vista de las transacciones" y que los precios se han estabilizado y han templado su caída.

"El precio del alquiler se está moderando, se sitúa en caídas de entre un 2 y 3 % interanual", revela Font, y añade que se está viendo como "en grandes capitales, Barcelona y Madrid, el precio de la vivienda de alquiler se ha situado en un -6%".

Nuevo modelo de alquiler

Caraballo piensa que, aún con la recuperación de la actividad, el mercado del alquiler está en "un periodo de transición" porque la oferta no será la misma que la que había en la pandemia. Los precios en extrarradio no se han comportado como los del centro, han subido y se ha descentralizado la demanda. 

En Barcelona, la búsqueda de vivienda ha pasado de zonas céntricas como L'Hospitalet de Llobregat a El Maresme, localidad más al oeste y alejada del centro urbano de la capital autonómica. En Madrid los barrios fuera de la M-30 son los que más volumen de alquiler registraron durante los meses de pandemia.

Desde Alquiler Seguro explican que esta tendencia se debe a cómo la pandemia ha cambiado nuestras vidas, constatan que el teletrabajo ha modificado la usabilidad de la vivienda, ahora se buscan casas en otras ubicaciones y con otras características.

Aunque la demanda de vivienda empieza a regresar al centro, en el último mes la demanda de arrendamientos en  L'Hospitalet se ha reactivado. Las empresas están volviendo a modelos de trabajo presenciales y los universitarios han empezado un nuevo curso. Caraballo apunta a una recuperación de los pisos de estudiantes, en septiembre de 2021 se ha firmado un 80% de los contratos que hubo en el mismo mes de 2019.

 

Los alquileres turísticos, un negocio que en los últimos años copó gran parte de la vivienda del centro de las grandes ciudades, está viviendo un dilema existencial. Caraballo explica que "el empresario del alquiler turístico profesionalizado ha hecho estudios de zona y tiende a esperar a que se recupere" y que el particular se está planteando pasar su vivienda al mercado del alquiler residencial.

El IPC revaloriza el alquiler

En cuanto a precios, el Índice Actualizador de Rentas de Contratos de Alquiler (ARCA) de Alquiler Seguro muestra que en agosto el coste de un arrendamiento descendió un 0,12% en España. Sin embargo, los contratos se están renovando por ley respecto al IPC (una subida del 3,3%). La escalada del coste de la electricidad y los combustibles está impulsando artificialmente el precio del alquiler.

Font augura que "las tendencias que veremos serán continuistas" y que las caídas continuarán en los próximos meses. Sin embargo, al ser el alquiler un sector muy "flexible" y "reactivo", la evolución del coronavirus puede hacer que el mercado cambie radicalmente. Lo mismo ocurre con la nueva ley de vivienda y con la entrada sin precedentes de capital de los fondos Next Generation que "modificará la calidad y la valoración del parque inmobiliario", ya que parte del dinero va destinado a la rehabilitación de viviendas.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?