Dinero

Atención trabajadores: patronal y sindicatos negocian una bajada de sueldos para los próximos tres años

La CEOE ha advertido de que, si no, la alternativa es una oleada de despidos. Las centrales se han conjurado para mantener el mayor número de puestos de trabajo

EEl presidente de CEOE, Antonio Garamendi; el líder de UGT, Pepe Álvarez; y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
photo_camera EEl presidente de CEOE, Antonio Garamendi; el líder de UGT, Pepe Álvarez; y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

España se encamina hacia una etapa de moderación salarial en las empresas en los próximos tres años. El escenario de contracción económica que ha provocado la pandemia ha llevado a patronal y sindicatos a arrancar las negociaciones de los nuevos convenios de forma discreta con el planteamiento de aplicar una bajada de los sueldos.

Fuentes próximas a las conversaciones, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, explican que las organizaciones sindicales han comenzado a aceptar una evolución moderada de los salarios a partir de 2022.

Y todo indica que en el próximo trienio los aumentos van a ser limitados, aunque no está todavía cerrado, después de las alzas de los últimos años.

El sueldo de diez millones de españoles

Los acuerdos empresas-sindicatos firmados para compensar, entre 2018 y 2020, los ajustes realizados en la crisis llegan ahora al final de su vigencia, con dudas cada vez mayores acerca de la capacidad de la economía española para mantener ese crecimiento, en un contexto general de incertidumbre tras la pandemia.

Un frenazo económico más intenso de lo previsto amenaza con lastrar las cuentas de las empresas, y el pacto de subida salarial firmado con años de retraso sobre la recuperación económica incluye ciertas salvaguardas que eximen de aplicarlos en su totalidad.

En junio de 2018, cuando la situación política entraba de lleno en fase de inestabilidad, los acuerdos firmados entre patronal y sindicatos para el empleo y la negociación colectiva, que afectan a 10 millones de trabajadores en España, centraron el compromiso en la subida salarial fijada.

No es posible una subida salarial

Ahora, ante el choque entre la patronal y los sindicatos, las fuentes empresariales consultadas por ECD revelan que la CEOE ha advertido con contundencia a UGT y CCOO que un nuevo incremento de los salarios provocará en los próximos años la destrucción de miles de puestos de trabajo en España.

Los empresarios reconocen que todavía no se ha cumplido el aumento generalizado de los salarios al 3%, ni que los convenios tengan un salario mínimo de 1.000 euros, al tiempo que recuerdan que hay incluida una salvaguarda en el acuerdo con los sindicatos que vincula salarios con productividad.

En el último año, los salarios han aumentado en España, pero de forma más contenida de lo que se podía esperar antes de que irrumpiera la pandemia.

Según las estadísticas del Ministerio de Trabajo, “en los inicios de la pandemia se observaron algunos efectos concretos sobre ciertos convenios de trabajo, como la suspensión de los aumentos salariales pactados hasta marzo de 2021 por parte de las comisiones negociadoras a causa de la Covid-19, o la reducción significativa del número de trabajadores afectados por el convenio”, y que se podían beneficiar de esa subida.

A comienzos de 2021, el Ministerio ha detectado una “moderación relativa en los incrementos salariales” que se están pactando. De hecho, se están acordando subidas de sueldo del 1,58%, frente a las alzas del 1,96% que se acordaron hace un año.

Estas subidas habían quedado comprometidas en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que firmaron los sindicatos y la patronal para los años 2018, 2019 y 2020, y en el que acordaron subidas fijas de salarios del 2% anuales, con un incremento variable de hasta un 1% adicional en función de la evolución de la productividad, los resultados, el absentismo injustificado y otros indicadores.

Este incremento, sin embargo, acabará congelándose en los próximos meses, ya que la CEOE prevé años de devaluación salarial tras la caída que se ha producido en los ingresos y beneficios empresariales.

Pendientes de la subida del salario mínimo

En ámbitos de la patronal argumentan que la advertencia a los sindicatos no pretende ser una amenaza, pero la decisión está tomada. Les han trasladado que no es posible, en términos contables, una subida salarial, sin conocer tampoco por ejemplo si el Gobierno acaba fijando por decreto un incremento del salario mínimo el próximo año.

Mientras tanto, los empresarios tienen decidido congelar, en los convenios que quedan por firmar de cara a este año, el incremento recogido en el pacto con los sindicatos.

El principal argumento de la patronal, para justificar la marcha atrás en la subida, será el “esfuerzo adicional” que se va a exigir de repente a las empresas en sus cuentas de resultados, sin apenas margen de reacción.

Por si esto fuera poco, al incremento del SMI se une también ahora la tributación mínima del 15% por Sociedades que Hacienda acaba de plantear para las grandes empresas a partir de 2022.

El Gobierno ya descuenta el escenario

El informe de Actualización del Programa de Estabilidad (APE) que el Gobierno remitió a Bruselas a cierre de abril prevé que el empleo crezca de forma moderada pero que se produzca un fuerte aumento de la productividad por ocupado, algo que sólo se podrá conseguir con una devaluación de los sueldos.

“Esta baja previsión de crecimiento del empleo y la expansión de la productividad aparente lleva aparejada una importante y persistente caída de los costes laborales unitarios en el escenario del Gobierno, que sólo comienzan a recuperarse en 2024”, ha advertido también la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

El vídeo del día

Científicos vinculan desastres climáticos a la inacción
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?