Dinero

Prisa rechazó la oferta de Vocento tras constatar que Ana Botín se encontraba detrás

Amber considera que el Santander alienta la operación porque busca recuperar influencia en El País tras romper con su socio Telefónica por el cese de Javier Monzón

Ana Botín.
photo_camera Ana Botín.

Vocento confirmó esta semana, en un hecho relevante enviado a la CNMV, su interés en hacerse con los medios de comunicación de Prisa, pero que el grupo propietario de El País y la Cadena SER no estaba interesado en su venta. En la compañía aseguran que no se quiso ni escuchar la oferta tras constatar que el Banco Santander estaba detrás.

El Confidencial informó este lunes que Vocento había aprobado en un consejo de administración una potencial ampliación de capital en caso de hacerse con El País y la Cadena SER, cometido para el que Ignacio Ybarra, presidente de Vocento, llamó a Joseph Oughourlian, presidente provisional de Prisa tras la reciente destitución de Javier Monzón, que con todo no constituyó una propuesta formal de compra.

Pero en la conversación, totalmente diplomática -según detalla el propio diario-, Oughourlian, máximo accionista de Prisa, con el 29,9% de las acciones a través de Amber Capital, le trasladó a su homólogo de Vocento que “la hoja de ruta, una vez refinanciada la deuda tras la venta de Santillana España, no contempla la venta de nuestros medios”.

De esta forma, el financiero le invitó a no presentar la oferta por la división de periódicos y radio, ya que iba a ser rechazada de forma inmediata, como se hizo con la de Blas Herrero.

Rechazo porque el Santander estaba detrás

Fuentes conocedoras de los movimientos explican a Confidencial Digital que el presidente provisional de Prisa, Joseph Oughourlian, no quiso ni escuchar la oferta de Vocento tras constatar que detrás del movimiento se encontraba el Banco Santander.

Consejeros próximos al máximo accionista de Prisa aseguran que Oughourlian considera que el Santander alienta la operación porque busca recuperar influencia en El País tras romper con su socio Telefónica por el cese de Javier Monzón.

Botín se quedó sola tras romper con Pallete

Hay que recordar que, seis meses después de ratificar a Monzón el pasado junio, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, se desmarcó hace unas semanas de la primera ejecutiva del Santander, Ana Botín, y se unió al fondo Amber Capital -primer accionista de Prisa- para tumbar al hasta entonces presidente Javier Monzón, impulsado por el banco cántabro.

En Telefónica criticaban la gestión de Monzón, al no haber sabido impulsar las transformaciones necesarias en Prisa hasta el punto de dejar terreno para que se presenten ofertas que consideran poco profesionales como la de Blas Herrero por los medios de comunicación del grupo.

Todo sin que Monzón haya sido capaz, previamente, según critican, de concretar una división de los activos del grupo con reparto de la importante deuda que pueda permitir nuevas operaciones. La sorprendente oferta de Herrero es considerada en Telefónica como la gota que colmó el vaso.

En el Santander, por su parte, han venido asegurando en los últimos meses que Monzón no estaba en Prisa representando al banco, que tiene un 4% del capital, y que Botín estaba dispuesta a su relevo, pero siempre que se encontrara una alternativa profesional capaz de pilotar una empresa multinacional como Prisa.

El vídeo del día

Científicos vinculan desastres climáticos a la inacción
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?