Dinero

Rebelión de empresarios catalanes por el uso de los fondos Covid para avalar las fianzas de los presos del ‘procès’

Existe gran indignación en la hostelería y el comercio porque mientras tanto estos sectores llevan cuatro meses esperando las ayudas por los cierres de la pandemia

Sector hostelero
photo_camera Terrazas vacías.

La Generalitat de Cataluña ha avalado a los líderes del ‘procès’ con cargo a los fondos del Estado. Ha utilizado una partida presupuestaria extra cubierta en su integridad por ayudas de Hacienda. Una maniobra que ha indignado a amplios sectores empresariales catalanes, que llevan meses esperando las ayudas por los cierres de actividades.

El Govern ha aprobado así la transferencia de 10 millones de euros al Instituto Catalán de Finanzas para dotar el nuevo Fondo de Compensación de Riesgos.

Un fondo que debe servir para avalar las fianzas que el Tribunal de Cuentas reclama a los responsables de la promoción exterior del procés durante los gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont, incluidos los dos presidentes.

Los 10 millones han salido de la partida DD10 del capítulo 2 de los presupuestos de la Generalitat, creada en enero para hacer frente a los gastos extraordinarios derivados del Covid-19.

De hecho, esta partida tiene dos líneas. La primera, destinada exclusivamente a los gastos derivados de la pandemia y dotada con 500 millones de euros del Fondo Covid creado por el Gobierno para financiar a las comunidades.

La segunda, correspondiente a la ampliación del techo de deuda del 0,2% al 1,1% del PIB, que supuso una ampliación de 1.800 millones del presupuesto de la Generalitat para este ejercicio.

Las ayudas por los cierres no llegan

Fuentes empresariales en Cataluña explican a Confidencial Digital que la maniobra de la Generalitat ha indignado especialmente a los sectores de la hostelería y el comercio, en medio de una quinta ola imparable en la comunidad que ha obligado a nuevas restricciones de actividad, aforos y horarios para intentar atajar el aumento de contagios.

Así, mientras se recurre a un fondo que debía hacer frente a los gastos extraordinarios derivados del Covid-19 para avalar las fianzas de los presos del 1-O, hosteleros y comerciantes catalanes critican que llevan tres meses esperando las ayudas por los cierres y limitaciones de las autoridades sanitarias para hacer frente a la pandemia.

Se recibirán con cuatro meses de retraso

Hay que recordar que el Govern llegó a un pacto a mediados de junio con los agentes sociales para la distribución de los 993 millones de euros que corresponden a Cataluña de los fondos estatales para ayudas directas a empresas y autónomos afectados por la crisis del Covid, a los que sumó un paquete de 60 millones para trabajadores en ERTE.

El decreto aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el pasado mes de marzo, establece la transferencia de 7.000 millones de euros a las comunidades autónomas.

Se calcula que las ayudas podrían llegar a casi 190.000 empresas. Según el régimen de tributación, las cantidades oscilarán entre 3.000 y 200.000 euros.

Sin embargo, la previsión es que las compañías no empiecen a recibir el apoyo económico hasta finales de julio, cuatro meses después de la aprobación del decreto gubernamental. En 2020, la Generalitat ya recibió duras críticas por el mecanismo de concurrencia competitiva utilizado para adjudicar ayudas a autónomos.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes