Dinero

Los bancos van a rebajar el sueldo a sus directivos antes de que Calviño lo imponga

Santander y BBVA tienen decidido aplicar un recorte y el resto del sector seguirá la estela marcada por las principales entidades financieras del país

Nadia Calviño, ministra de Economía.
photo_camera Nadia Calviño, ministra de Economía.

Los grandes bancos se disponen a rebajar el salario de sus directivos en los próximos meses. El movimiento se produce después de las críticas del Gobierno a los elevados emolumentos que perciben presidentes, consejeros delegados y consejeros de las principales entidades financieras en España.

Primero fue la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y después el propio Pedro Sánchez quienes alzaron al voz de forma explícita contra las altas retribuciones de los banqueros en un momento de reestructuración y con gran número de despidos en el sector.

La banca, por su parte, sostiene que los sueldos de sus directivos se encuentran completamente avalados por los accionistas en las juntas generales, y destacan que, como empresas de titularidad privada, no hay ninguna diferencia entre la gestión societaria de un banco y la del resto de empresas del IBEX 35.

Santander y BBVA ya lo han decidido

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes financieras conocedoras de los movimientos, Santander y BBVA tienen decidido aplicar una rebaja de sueldo a sus directivos que se anunciará en los próximos meses.

En el caso de la entidad que preside Ana Botín se trabaja en una modificación de los estatutos del banco para cambiar la retribución en acciones de los directivos.

El pasado ejercicio se dio la particularidad de que los directivos del Santander se redujeron en un 50% su remuneración por la crisis del coronavirus. En cambio, tras sumar otros conceptos como dietas o aportaciones a planes de pensiones, la rebaja fue inferior. Una táctica que se aplicará también ahora para ‘maquillar’ la rebaja salarial.

En el BBVA el cambio más importante en la política de remuneración se producirá sobre la figura del primer ejecutivo, Carlos Torres, que reducirá su aportación anual al plan de pensiones adelantando el cobro de estas cantidades y transfiriéndolo a la parte fija y variable de su salario.

De esta forma, el banco va a explicar que se alinea con los postulados de buen gobierno corporativo que aboga por reducir las millonarias cuantías que acumulan los directivos de las cotizadas en los sistemas de ahorro a largo plazo.

Han perdido apoyo de los accionistas

La decisión se toma después de que la cúpula del Santander y del BBVA haya constatado que los accionistas han ido reduciendo su apoyo a los sueldos de la cúpula del banco y, cada vez más, se muestran en contra de las cantidades percibidas por Ana Botín, José Antonio Álvarez, Carlos Torres, Onur Genç y el resto de consejeros.

Se destaca por ejemplo que, atendiendo al informe sobre los acuerdos adoptados y las votaciones en la última junta de accionistas del Santander, los votos negativos al plan de remuneraciones y a la política de retribuciones se ha triplicado en los últimos cinco años.

El resto del sector seguirá la estela

Una tendencia que se está observando en términos generales en el conjunto de las empresas cotizadas y, especialmente, en el IBEX 35, donde el Banco Santander es una de las guías del sector financiero y un referente de todo el mundo corporativo a nivel nacional e internacional.

Este rechazo de los accionistas va a empujar también al resto del sector financiero a modificar varios puntos de las políticas de remuneraciones, siguiendo la estela de Santander y BBVA, adaptándolas a las normas de buen gobierno corporativo que están vigentes.

Calviño, dispuesta a regular por decreto

Las fuentes financieras a las que ha tenido acceso ECD explican que los bancos han recibido información de que Nadia Calviño está dispuesta a regular por decreto los sueldos de los directivos de las entidades financieras.

Asumen que el BCE ha dado recientemente el visto bueno a una norma que obligue a los bancos a disponer de una autorización previa por parte del Ministerio de Economía para tutelar la parte fija de los salarios.

Hay que recordar que el Estado, representado por el FROB en CaixaBank, ya se posicionó en contra de la retribución acordada por el consejo de administración del banco para su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en medio de un proceso de despidos que afectará a 7.791 empleados.

En el entorno de Calviño aseguran a ECD que la vicepresidenta se muestra en privado “satisfecha” de este golpe “no por sacudir a ‘Goiri’ en lo personal, sino a los banqueros en general”.

Insisten en que la ministra de Economía lleva pidiendo sin éxito desde que llegó al cargo en 2018, especialmente a Ana Botín (Santander) y a Carlos Torres (BBVA), que hagan un gesto público y contengan sus salarios.

El pellizco a ‘Goiri’ es un mensaje al sector

Defienden que el voto en contra a las retribuciones de los consejeros ejecutivos de CaixaBank es coherente con el mensaje que el Gobierno lleva trasladando desde hace casi tres años al sector.

Se les ha recalcado que debe haber un cambio en las políticas retributivas, de forma que no sólo tengan en cuenta parámetros financieros, sino también que considere la situación de los trabajadores, el servicio a los clientes y aspectos de sostenibilidad. El pellizco a ‘Goiri’ ha sido un mensaje al sector para que transite en esta dirección que sugiere Moncloa a través de Economía.

Así canta Levi Díaz, el representante de España en Eurovisión Junior 2021

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?