Dinero

Sindicatos y patronal estudian una fórmula para que los ERTE se sigan prorrogando “hasta el final de la pandemia”

Cerca de 272.000 empleos dependen de que continúen. Trabajo ha mostrado su "buena voluntad" para sentarse a negociar una nueva extensión más allá de septiembre

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en el encuentro de los ministros de Trabajo del G20.
photo_camera La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en el encuentro de los ministros de Trabajo del G20.

El próximo 30 de septiembre vence la última prórroga de los ERTE. Sin embargo, la negociación entre agentes sociales y el Gobierno para extenderlos más allá del verano no ha empezado. De no ampliarse este mecanismo, en octubre muchas compañías se verán obligadas a afrontar costes "inasumibles", según empresarios consultados que tienen empleados en erte, que les llevarían a echar el cierre.

Como reconocen los sindicatos a El Confidencial Digital, la interlocución con el Gobierno y con el Ministerio de Trabajo, de quien depende los ERTE, está totalmente centrada en la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), no habiéndose tocado otros temas. 

La revisión del SMI se le ha enquistado al Gobierno de coalición, no ha sido capaz de llegar a un acuerdo con los agentes sociales. Sin embargo, fuentes sindicales señalan a este diario que esperan cerrar las negociaciones el lunes y acto seguido sentarse a discutir asuntos acuciantes como la revisión de la reforma laboral o la prórroga de los ERTE.

Sobre este último punto ya ha habido contactos, aunque no oficiales. Miembros de la patronal CEOE explican que se han reunido con representantes de los sindicatos (Comisiones Obreras y UGT) para sentar las bases de lo que se quiere pedir al Gobierno en la próxima prórroga que esperan que sea hasta final de año. La misma fuente señala que los primeros tanteos al Gobierno son positivos.

También, el ministerio de Trabajo que dirige la líder de Podemos, Yolanda Díaz, ha transmitido a Comisiones Obreras su "buena voluntad" para prorrogar los ERTE más allá de septiembre, en lo que sería la sexta extensión de estos mecanismos que se pusieron en marcha en marzo de 2020 para mitigar el efecto de la pandemia sobre el desempleo.

Sin embargo, a pesar de las declaraciones anteriores de Díaz y las intenciones transmitidas por el Gobierno, desde el sindicato se muestran cautos a la hora dar por zanjado el asunto. Estos reconocen que en las anteriores prórrogas, exceptuando las dos primeras que sentaron las bases de lo que sería el mecanismo de ERTE durante la pandemia, la negociación parecía sencilla y se complicó. Como ejemplo, el acuerdo en la anterior extensión, en junio, se alcanzó in extremis a horas de que venciera el plazo y los ERTE quedaran obsoletos.

Exenciones, un tema espinoso

Las exenciones a las empresas en los pagos a la Seguridad Social por los trabajadores en ERTE fue el tema que tensó las negociaciones en junio. Para la nueva prórroga, la patronal pide las mismas condiciones que hubo para la anterior en cuanto a exenciones en los pagos; y argumenta que mantener la cuantía de estos no será tan gravoso para las arcas públicas como lo fue en junio, ya que la cifra de trabajadores en ERTE ha pasado de cerca de 447.800 personas el primer día de julio  a 272.190 a 1 de septiembre. El número de empleados que queda en ERTE está lejos de los 3,5 millones que tuvo España en primavera de 2020.

También, los agentes sociales esperan que la reactivación de la economía y el fin de las restricciones sanitarias hagan que sectores que aún tienen gran parte de sus trabajadores en ERTE, como la hostelería, remonten y sus empleados puedan volver a la actividad. A pesar de la mejora de la situación pandémica, los sindicatos arguyen sigue siendo necesario un apoyo a aquellas empresas cuya reactivación será más tardía.

"Hemos mantenido que los ERTE deben de acompañar a las empresas durante lo que dure la situación, no tendría ningún sentido que las que no estén activadas al 100% queden colgadas", reclaman desde Comisiones Obreras, añadiendo que el mecanismo de apoyo será necesario hasta que "la pandemia no tenga ningún tipo de limitación impuesta". 

El trabajo de año y medio

Por su parte, las fuentes de CEOE consultadas reseñan que esperan que el Gobierno continúe con las prórrogas mientras sea necesario porque si no "lo que se ha hecho hasta ahora no valdrá para nada".

"De qué sirve que des cobertura a un sector durante 18 meses y ahora lo dejes vendido cuando aún no pueda abrir", pregunta un empresario de la hostelería involucrado en las negociaciones preliminares.

En caso de llegarse a un acuerdo, desde los sindicatos explican que probablemente habría cambios en las condiciones de los ERTE, aunque recalcan que no tendrán por qué ser a peor. Los empresarios por su parte temen que el Gobierno quiera, como en la anterior prórroga, forzar a las empresas a realizar unos pagos más altos a la Seguridad Social por los trabajadores que siguen en ERTE.

Lolita Flores da detalles del dumpleaños de su nieto y revela a quién se parece

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable