Dinero

Ultimátum de Alemania a Mallorca: o controláis las fiestas o cancelamos los 300 vuelos que quedan en julio

El Gobierno germano ha trasladado a las autoridades de Baleares su preocupación por los retornos de los turistas tras las imágenes de aglomeraciones sin mascarillas en la isla

Imagen de archivo de la playa de Palmanova, de Palma de Mallorca.
photo_cameraImagen de archivo de la playa de Palmanova, de Palma de Mallorca.

España es el principal destino de los turistas alemanes este verano atípico. Hasta finales de julio se esperan más de 300 vuelos en Baleares procedentes de Alemania a pesar de los continuos rebrotes de casos de coronavirus que continúan sucediéndose en ambos países. Pero el descontrol de las fiestas en Mallorca ha indignado al Gobierno alemán.

Alemania lanzó este lunes un duro golpe al sector turístico mallorquín al señalar las aglomeraciones y fiestas ilegales que se están registrando en la isla como un riesgo de que se registren rebrotes del coronavirus. Esta fue la seria advertencia verbalizada por el ministro de Sanidad germano, Jens Spahn.

“La pandemia no ha pasado. Estamos en medio de ella”, advirtió el ministro, quien como presidente de turno del Consejo de ministros europeos de Sanidad ha hecho especial hincapié en que “el peligro de una segunda oleada es real”.

Hay que controlar las fiestas ilegales

Las imágenes difundidas a lo largo del pasado fin de semana en medios alemanes, de turistas de fiesta en Mallorca, se convirtieron en virales y a ellas se ha referido Jens Spahn para ilustrar el peligro que puede suponer para la salud propia y de los demás el “bajar la guardia” en las medidas contra la pandemia.

En los aeropuertos alemanes, puntos de intercambio de viajeros, se ha extendido la preocupación con los retornos de los turistas en la isla, después de que se celebraran cientos de fiestas en los últimos días sin tener en cuenta las medidas de prevención que estipula el Gobierno balear, como el uso obligatorio de la mascarilla.

Recuerdan que hay 300 vuelos en julio

Miles de turistas alemanes pasan sus vacaciones de verano en las islas después de que el Gobierno alemán y el de Baleares acordaran un plan piloto de intercambio de viajeros entre destinos libres de coronavirus. 

El plan lleva ejecutándose desde mediados de junio y se potenció con el final del estado de alarma, el pasado día 21 de junio, por lo que cerca de un millar de ciudadanos de Alemania han transitado por ambos territorios en las últimas semanas.

Se fletaron hasta 47 aviones desde el pasado 15 de junio, conectando con corredores turísticos ciudades alemanas como Fránkfurt -uno de los principales hubs aéreos europeos-, Düsseldorf, Sttutgart o Hannover con regiones como Palma de Mallorca, Ibiza o Mahón.

Además, según la patronal del sector de la aviación alemana (BDLI, por sus siglas en alemán) el principal destino que escogerán los viajeros germanos será Palma de Mallorca. Ahora, están programados solo a esta isla más de 300 vuelos en lo que queda de julio.

España defiende al sector turístico

Mientras tanto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado este lunes que el sector turístico está siendo “muy responsable” en la implementación de los protocolos de seguridad frente al Covid-19 y hasta el momento no se ha registrado ningún rebrote en la actividad turística.

Maroto ha destacado que no se hayan producido rebrotes en la actividad turística, a diferencia de lo que ocurrió al inicio de la pandemia, en el que los casos detectados en un hotel de Adeje, en Tenerife, obligaron a poner en cuarentena a todos los huéspedes del establecimiento.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?