El Chau-Chau

El día que un taxista engañó a Pedro Sánchez

Pedro_Sánchez_en_Mérida_(4)
photo_cameraPedro_Sánchez_en_Mérida_(4)

Madrid y Barcelona se han convertido en un caos por la huelga de los taxistas. Cabify y Uber están sufriendo una oleada de agresiones. Los otros afectados son los usuarios. Los ciudadanos -especialmente los turistas- no saben cómo desplazarse para llegar a su destino. Se multiplican las voces que sostienen que debe existir “una oferta variada de este servicios”, y no faltan quienes apuntan que “hay que terminar con el monopolio de los taxis”. Algunos usuarios recuerdan haber sufrido práctica irregulares, como desviar el recorrido por trayectos más largas para que el factura sea mayor. No se ha librado el propio Pedro Sánchez. El hoy presidente del Gobierno lo compartió en 2010 en su cuenta de Twitter. Escribió que iba “en taxi por el camino más largo al destino”. Y preguntaba: "¿Qué digo? ¿Qué hago?".

No ha sido el único percance que ha vivido en un taxi. Un año después, en 2011, publicó su experiencia después de que dos taxistas “se picaran” por la M 40 y comenzarán a pisar -más de la cuenta- el acelerador. Lo peor de todo -según el presidente- no era esto, sino que el taxista fuese escuchando la emisora esRadio.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable