El Chivato

Pablo, cercano con los sindicatos; Pedro, distante

Pepe Álvarez y Pablo Iglesias
photo_cameraPepe Álvarez y Pablo Iglesias

La mañana del pasado 25 de junio, hace justo un mes, el reelegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aguardaba en su despacho de Ferraz la visita de los líderes sindicales, mientras paseaba arriba y abajo y miraba ocasionalmente por la ventana.

Esperaba al entonces secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Pepe Álvarez, que acudieron al cuartel general de los socialistas para abordar con Sánchez el panorama laboral en España.

Se trató de una visita protocolaria, concertada con ocasión del reestreno de Sánchez al frente de las filas socialistas.

Sólo unas semanas después, Pablo Iglesias tomó el testigo. Pero él marcó en su móvil el número de Álvarez y le pidió audiencia. Seguidamente, hizo lo mismo con Unai Sordo, nuevo secretario general de CCOO. En sólo cinco días, visitó a Álvarez y a Sordo en sus respectivas sedes.

Según le cuentan a El Chivato, los sindicatos no han dejado de destacar una diferencia de trato: mientras uno les ha hecho a ir a su propia “casa”, el otro en cambio no ha tenido dificultades en ponerse en movimiento para acudir a la sede sindical.

Concluyen que, mientras Pablo se ha mostrado cercano a los sindicatos, Pedro, al contrario, ha adoptado una actitud distante. Y toman nota.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes