El Chivato

Adriana Lastra y Santos Cerdán, nerviosos por un desembarco de Antonio Hernando en Ferraz

La ejecutiva federal del PSOE celebrada el lunes tenía como trasfondo el desastre electoral sufrido en Andalucía y la convicción, por parte de todos, de que hay que “hacer algo” para romper la tendencia negativa que siguen marcando las encuestas. Algo y pronto.

En la mente de casi todos flotaba la idea de una crisis de Gobierno que, sin embargo, Pedro Sánchez no aclaró. La impresión que sacaron los asistentes es que se quedará para después del verano.

En esa línea de decisiones de cambio, Pedro Sánchez citó el nombre de Antonio Hernando, ex portavoz en el Congreso, marginado porque discrepó de Sánchez cuando se planteó la abstención del PSOE para dejar gobernar a Rajoy.  Abandonó la política, fue fichado por José Blanco, en su empresa Acento de relaciones públicas, pero ha sido ‘recuperado’ y ahora trabaja en el equipo de La Moncloa.

Entre los asistentes no quedó claro si Hernando entraría en el futuro Gobierno, o bien si su destino sería la dirección del partido, es decir, un despacho en la calle Ferraz.

En este último caso, la opción sería el cargo de jefe de gabinete del secretario general del partido, ahora no cubierto desde que lo dejó Juan Manuel Serrano, actualmente presidente de Correos.

Y esa posibilidad ha puesto muy nerviosos a Adriana Lastra, vicesecretaria general, y a Santos Cerdán, secretario de Organización, que se encontrarían con alguien al lado que les quitaría poder, ya que sería el interlocutor, la línea directa, de Ferraz con Moncloa.

Nerviosismo, pues, en los ahora números dos y tres del PSOE.

 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?