El Chivato

Dónde ha dejado Pablo Casado el ‘Plan Benjumea’

Pablo Casado.
photo_cameraPablo Casado.

Pablo Casado protagonizó, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP celebrado dos días después de la debacle electoral del 28 de abril, un viraje ideológico con el que pretende salvar los muebles para las próximas elecciones del 26-M.

El líder popular pasó, ese día, de defender la vuelta de los valores tradicionales de centro-derecha, tal y como anunció en el congreso extraordinario de julio en el que fue elegido presidente del PP, a apostar por una campaña únicamente centrista para las municipales, autonómicas, y europeas. De hecho, el lema del PP para esos comicios es “Centrados en tu futuro”.

El volantazo de Casado, tal y como se ha informado en estas páginas, fue provocado por la presión de los barones regionales, que prefieren un PP, al menos de cara al 26-M, menos ideologizado, que evite temas espinosos como el aborto, y se centre en las propuestas económicas: “Debemos ser un partido modernito y liberal en lo económico”, se llegó a comentar.

Los líderes autonómicos, por tanto, han logrado imponer su criterio apenas nueve meses después de la proclamación de Casado que, forzado por la situación, ha decidido olvidarse de todo lo que prometió el ya lejano 22 de julio de 2018.

El discurso que Casado pronunció el día de su elección fue muy comentado en las semanas posteriores, y supuso una “vuelta al partido” de cargos intermedios y militantes que reclamaban una vuelta al aznarismo. Se escribieron entonces muchos artículos sobre el “regreso del PP de siempre”. Y, algunos de ellos, se están volviendo a difundir ahora.

Según le cuentan a El Chivato, desde la semana pasada está circulando entre dirigentes populares, y también de otros partidos, la tribuna publicada en ABC, el 26 de julio pasado, firmado por Isabel Benjumea, entonces presidenta de la Red Floridablanca y actual integrante del gabinete de Pablo Casado en Génova, además de candidata del PP a las europeas.

En el citado artículo, Benjumea trazaba un plan de acción para Casado, del que alababa su “brillante retórica liberal-conservadora”.

Entre las pautas a seguir, la actual asesora del presidente popular recomendaba “evitar que el separatismo golpista campe a sus anchas”; “la rápida convocatoria de otro congreso del PP”; y apostar por una mayor “seguridad fronteriza”. Unas líneas de actuación que Casado ha seguido durante estos meses y por las que muchos le han tachado de “imitar a Vox”.

Ahora, la apuesta parece ser “volver al marianismo”, y esa estrategia también provoca ciertas dudas en no pocos dirigentes. Por ese motivo, se está moviendo de nuevo esta tribuna de Benjumea, con la coletilla de que “Casado ya no escucha ni su a gabinete”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes