El Chivato

Éstos son los “mimados” de Deloitte

Torre Picasso, sede de Deloitte en Madrid.
photo_cameraTorre Picasso, sede de Deloitte en Madrid.

Las grandes consultoras, especialmente las denominadas coloquialmente ‘Big Four’ (EY, KPMG, Price Waterhouse Coopers y Deloitte), son conocidas por el exigente horario de sus trabajadores.

No en vano, la mayoría de los consultores de estas empresas ha conocido jornadas laborales que se prolongan hasta altas horas de la noche, incluyendo llamadas a restaurantes de comida rápida para encargar una cena improvisada en la oficina.

Una práctica derivada del ritmo de trabajo por objetivos, además de las necesidades que genera el trato con clientes extranjeros, que exigen adaptaciones al horario de otras latitudes.

Pues bien. El Chivato ha escuchado que existe una excepción, al menos en una de las ‘Big Four’. Se trata de Deloitte, de cuya sede salen puntualmente cada día, a las siete de la tarde, los consultores del departamento de Ciberseguridad.

Al parecer, los directivos de la empresa cuidan especialmente de estos empleados, a quienes no les exigen que permanezcan más horas en la oficina de las estipuladas por contrato.

Se trata de una condición muy ventajosa para estos consultores, que se sienten unos privilegiados si se comparan con el resto de sus compañeros, quienes por su parte, les han apodado con el sobrenombre de “los mimados de Deloitte”.

Existe una explicación para este trato preferente. Y es que de un tiempo a esta parte, los profesionales informáticos, y en concreto, los especializados en ciberseguridad, están siendo muy cotizados por las grandes empresas.

Éstas se perciben cada vez más vulnerables a los hackeos, con lo que buscan a expertos para prevenir infiltraciones y robo de datos sensibles, a los que ofrecen sueldos muy apetitosos.

En el caso de Deloitte, para evitar que estos consultores trabajen a disgusto y fichen por la competencia, también les están ‘mimando’ con facilidades de horario. O al menos eso es lo que perciben sus compañeros.

Otras fuentes de la compañía aseguran que los consultores de Ciberseguridad trabajan en las mismas condiciones que el resto de empleados, en ocasiones, con una disponibilidad, por turnos, de las 24 horas los siete días de la semana y los 365 días del año, según las necesidades del cliente y las incidencias informáticas que sufran.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable