El Chivato

El Gobierno descarta que el nanosatélite catalán sea una amenaza para la Seguridad Nacional

Cohete Soyuz 2 que puso en órbita el nanosatélite.
photo_camera Cohete Soyuz 2 que puso en órbita el nanosatélite.

En su empeño por tratar de dar la imagen de que Cataluña empieza a actuar como un estado independiente, sobre todo en el ámbito internacional, la Generalitat anunció a bombo y platillo, como un hito histórico, la puesta en órbita del primer “satélite catalán”, lanzado al espacio con un cohete desde Kazajistán.

Miembros del Govern, como el consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, se afanaron en tratar de reivindicar la catalanidad de ese satélite, al que se refieren como “Enxaneta” (el niño casteller que corona un castell).

Lo cierto es que el nanosatélite no es propiedad del Govern, sino que el Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (una fundación en cuyo patronato también participa el CSIC nacional) firmó un contrato con la empresa Sateliot para que el ingenio proporcione datos cuando sobrevuele, dos veces al día, el territorio de Cataluña.

La campaña propagandística del Govern y del independentismo sí ha inquietado a Vox. Diputados del partido de Santiago Abascal en el Congreso registraron hace meses una serie de preguntas al Gobierno en las que le pedían que pusiera coto a las aspiraciones “espaciales” de la Generalitat de Cataluña.

Entonces, el Ejecutivo de Pedro Sánchez respondió que “ninguna Comunidad Autónoma tiene competencia para gestionar el espacio aéreo y ultraterrestre”, y, en consecuencia, “cualquier normativa de este tipo de carácter autonómico no respetaría el marco jurídico vigente”. Añadió que “en todo caso, el Gobierno garantiza la unidad de acción en materia de seguridad aeroespacial”.

La respuesta no dejó satisfechos a los diputados de Vox, que insistieron. Registraron otra pregunta para respuesta por escrito, en la que señalaban que, “a la vista del artículo 10 de la Ley 36/2015, de 28 de septiembre, de Seguridad Nacional, el cual considera el espacio ultraterrestre como ámbito de especial interés para la Seguridad Nacional, ¿considera el Gobierno que este proyecto representa una amenaza para la Seguridad Nacional?”.

El Chivato ha consultado la respuesta del Gobierno, que es más bien escueta, y que parece apuntar que, al menos de puertas para afuera, la pretendida carrera espacial del Govern de Cataluña no inquieta demasiado.

“En relación con la pregunta de referencia, cabe señalar que el proyecto al que alude la pregunta no supone una amenaza a la Seguridad Nacional ni para la seguridad del espacio aéreo y ultraterrestre recogida en el Artículo 10 de la Ley 36/2015, de 28 de septiembre, de Seguridad Nacional”, contestó el Gobierno.

Ese artículo de la Ley de Seguridad Nacional considera como “ámbitos de especial interés de la Seguridad Nacional aquellos que requieren una atención específica por resultar básicos para preservar los derechos y libertades, así como el bienestar de los ciudadanos, y para garantizar el suministro de los servicios y recursos esenciales”.

Serían, entre otros, “la ciberseguridad, la seguridad económica y financiera, la seguridad marítima, la seguridad del espacio aéreo y ultraterrestre, la seguridad energética, la seguridad sanitaria y la preservación del medio ambiente”.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?