El Chivato

¿Qué hace la ministra de Exteriores en Turquía y no en Inglaterra?

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores.
photo_cameraArancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores.

Cuarenta y ocho horas después de que Reino Unido impusiese una cuarentena a los viajeros procedentes de España a causa de los rebrotes de Covid-19, la diplomacia española seguía moviéndose para que el Gobierno británico suavizase las restricciones o, al menos, permitiera abrir corredores seguros con Canarias y Baleares.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, confiaba en que las maniobras del Ejecutivo dieran sus frutos “en breve”. Sin embargo, horas después, el Foreign Office lanzaba un mensaje a todos sus ciudadanos recomendando “evitar los viajes no esenciales a España”, e incluía a ambos archipiélagos explícitamente.

Mientras eso ocurría, González Laya se encontraba de visita oficial en Turquía. Un desplazamiento que ha indignado a miembros del Gobierno, según le ha llegado a El Chivato por alguno de ellos: “¿Qué hace la ministra de Exteriores en Turquía y no en Inglaterra?” se preguntan.

González Laya había asegurado que se habían reunido expertos epidemiológicos de los dos países para estudiar la situación, que cogió por sorpresa en España a muchos turistas británicos y que podría suponer la puntilla para el sector turístico, que aún confiaba en salvar el tipo este verano. Pero esas gestiones han fracasado.

“Es que la ministra tendría que estar ahora mismo en la Embajada de España en Londres liderando esta negociación. No sabemos qué pinta en Turquía”, insisten desde otro departamento ministerial.

En cambio, El Chivato no ha escuchado reproches de La Moncloa a las palabras del director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón, quien ha afirmado en las últimas horas que la cuarentena de Reino Unido a los turistas es positiva porque “es mejor que no vengan. Es un riesgo que nos quitan”. Un comentario que ha provocado la indignación de todo el sector turístico.

En el caso de Simón, defienden que se trata “la opinión de cualquier epidemiólogo: cuanta menor movilidad, menor transmisión del virus”. Aunque puntualizan que, más allá de la difusión y el análisis sanitario que realiza sobre las cifras de la pandemia en sus comparecencias públicas, “su papel no es, en ningún caso, el de portavoz del Gobierno”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable