Club inversión
photo_cameraClub inversión

Innovadores

BrickFunding lanzará la primera “SOCIMI digital”

La startup BrickFunding prepara el lanzamiento de un vehículo de inversión especializado en la inversión en proyectos de crowdfunding inmobiliario

La PropTech madrileña, especializada en plataformas de crowdfunding inmobiliario, cerró recientemente su primera ronda de inversión y se prepara para lanzar un nuevo y ambicioso proyecto: la primera “SOCIMI digital” de España. Un vehículo de inversión privado especializado en inmobiliaria digital, es decir en crowdfunding inmobiliario.

La idea es sencilla: invertir de forma colectiva en multitud de proyectos en las mejores plataformas de crowdfunding inmobiliario del mundo. Así no sólo se agiliza el proceso de inversión, sino que también se facilita el poder diversificar la cartera reduciendo el riesgo.

El crowdfunding como forma de inversión

Pero vayamos por partes. El crowdfunding se ha convertido en los últimos años en una alternativa a la financiación bancaria tradicional ya que permite a las empresas y promotores que necesiten financiación para sus proyectos, el poder solicitar ese dinero mediante internet a través de una plataforma de crowdfunding de una forma mucho más ágil. El alcance que puede llegar a tener la difusión del proyecto mediante la web puede llegar a ser masivo y, de hecho, de ahí viene la palabra: financiación “funding” por parte de una multitud “crowd”.

Del mismo modo, el crowdfunding también es una oportunidad de inversión para aquellas personas que quieran aportar esos fondos que buscan los promotores. Las dos formas más habituales de invertir son el Crowdlending y el Equity Crowdfunding.

En el Crowdlending el inversor presta un dinero al promotor y a cambio recibirá unos intereses durante el periodo establecido para la devolución del préstamo.

En el Equity Crowdfunding el inversor no presta el dinero, sino que lo aporta al proyecto y pasa a convertirse en accionista de la empresa. El riesgo es mucho mayor, pero también los son los potenciales beneficios dado que habitualmente se utiliza este sistema para invertir en fases iniciales de empresas de reciente creación con una base tecnológica, denominadas startups, y que tienen un alto potencial de revalorización.

Y desde hace unos años existe una tercera modalidad de inversión en la que un inversor particular puede invertir en inmuebles desde pequeños importes, facilitando el acceso a la inversión inmobiliaria, tradicionalmente reservada a las grandes fortunas. Hablamos, por supuesto, del crowdfunding inmobiliario.

Nota: si todavía no tienes muy claro en qué consiste el crowdfunding, o simplemente quieres ampliar información, te recomendamos que leas el artículo qué es el crowdfunding para conocer en profundidad qué es, su origen y las posibilidades que ofrece el crowdfunding, no solo para financiar proyectos, sino para invertir.

La inversión en crowdfunding inmobiliario

Actualmente existen en España 4 Plataformas de crowdfunding inmobiliario autorizadas por la CNMV, otras 4 que operan con licencia de un tercero autorizado y aproximadamente 10 plataformas más que ofrecen invertir en ladrillo mediante la fórmula del crowdfunding pero que operan sin licencia acogiéndose a distintas fórmulas jurídicas y en algunos casos moviéndose en un limbo legal.

Si ampliamos esta situación al resto de países la situación se complica ya que las regulaciones nacionales son diferentes y hablamos de más de 300 plataformas de crowdfunding inmobiliario en todo el mundo. Cada una con diferente operativa, regulación, requisitos de acceso y cumplimiento normativo.

Para invertir en cada una de ellas hay que registrarse y crear una cuenta en cada plataforma en la que queramos invertir. Para ello tendremos que cumplimentar nuestros datos y validar la documentación requerida, transferir los fondos a la cuenta creada y transcurridas unas 48 horas ya se puede empezar a operar.

Para poder tener una cartera diversificada es necesario además analizar las distintas oportunidades de inversión que nos ofrece cada plataforma, y gestionar nuestro portfolio desde cada cuenta en cada diferente plataforma. Un proceso tedioso y que consume mucho tiempo. Y si además queremos invertir de forma internacional, para mitigar el riesgo país y tener una cartera diversificada, el proceso se complicada todavía más debido a los diferentes requisitos de acceso y regulación en cada país y plataforma.

Una buena opción para ayudarnos a elegir la mejor opción de inversión en crowdfunding inmobiliario es consultar la web especializada en crowdfunding de inversión BrickFunding, en la que podremos encontrar un análisis y listado de las principales plataformas de crowdfunding de España y del mundo. Por supuesto, también podemos encontrar información más genérica sobre qué es el crowdfunding, los distintos tipos de crowdfunding existentes, artículos y entrevistas.

La otra opción es centralizar y automatizar todos esos procesos desde un único vehículo de inversión para poder invertir de forma conjunta en las mejores plataformas, facilitando así el proceso de inversión al usuario agilizando y simplificando así la gestión de una cartera de crowdfunding inmobiliario. ¿Suena bien verdad? Pues esa es la idea de una “SOCIMI digital”.

De la SOCIMI tradicional a la “SOCIMI digital”

Las SOCIMIs (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) son sociedades destinadas a facilitar el acceso a la inversión inmobiliaria y para ello deben cumplir una serie de requisitos como son invertir el 80% de su capital en activos inmobiliarios urbanos destinados al alquiler, entregar el 90% de sus rentas a los inversores y cotizar en un mercado regulado. Están inspiradas en la figura del REIT (Real Estate Investment Trust) que surgió en Estados Unidos en los años 60.

El problema es que las SOCIMI o los REIT no pueden invertir en crowdfunding inmobiliario ya que su reglamentación les limita a invertir exclusivamente en activos físicos o en participaciones de otras SOCIMIs y con el crowdfunding inmobiliario se invierte en participaciones, préstamos o derechos sobre el activo inmobiliario, no sobre el activo mismo.

Pues bien, hace ya unos años que la plataforma americana FundRise, pionera en el crowdfunding inmobiliario, se enfrentó al mismo problema y para ello lanzó un eREIT con el que poder invertir en proyectos inmobiliarios digitales.

Inspirándose en la figura de los eREIT americanos, que tanto éxito han cosechado en Estados Unidos en los últimos, BrickFunding quiere crear un vehículo de inversión especializado en invertir en crowdfunding inmobiliario. Una “SOCIMI digital”.

BrickFunding

BrickFunding será uno más de los socios de este vehículo privado de inversión y quiere abrirlo a inversores interesados. En palabras de su CEO, Juancho Arregui:

“En BrickFunding llevamos dos años hablando y trabajando con las principales plataformas de crowdfunding inmobiliario en el mundo, y queremos ofrecer nuestra experiencia y tecnología al inversor. Vamos a crear un vehículo de inversión en el que la empresa va a empezar a invertir en las mejores plataformas y buscamos inversores que quieran invertir conjuntamente con nosotros.

Técnicamente no será una SOCIMI, ya que en el crowdfunding no se invierte directamente en la propiedad inmobiliaria sino en una sociedad que posee el inmueble o en préstamos asociados al mismo, por lo que técnicamente no podemos denominarnos así. Pero el espíritu o la idea de invertir de forma conjunta en un extenso patrimonio inmobiliario, diversificado y que genere rentas mensuales es la misma. Y por eso decimos que queremos crear la primera “SOCIMI digital” de España.

Vamos a comenzar con una sociedad privada, en la que BrickFunding será uno más de los socios inversores, que invertirá en las mejores oportunidades de crowdfunding inmobiliario. Aunque a medio plazo el objetivo es abrir la sociedad a más inversores y hacerla crecer hasta que se transforme en una SICAV o en un Fondo de Inversión para poder dotar de mayor liquidez y seguridad al inversor.

De momento hemos fijado un importe mínimo de entrada de 5.000€ para facilitar la gestión de la sociedad, aunque no descartamos rebajar esa cifra a medio plazo. “

Si estás interesado en comenzar a invertir de forma sencilla en las mejores oportunidades de crowdfunding inmobiliario ya puedes pre-registrarte en el Club de Inversión en Crowdfunding y recibirás más información para poder participar en la primera “SOCIMI digital” de España.

Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?