Innovadores

THE-ARE, de diseñar ropa y promocionarla en Instagram a facturar más de 2 millones de euros

Siete años. Es el tiempo que ha pasado desde que la diseñadora valenciana Rocío Botella fundó THE-ARE. El proyecto que comenzó en una pequeña habitación de un piso en el centro de Valencia, donde Rocío Botella atendía a amigas y conocidas, en la actualidad cuenta con tres tiendas físicas propias distribuidas entre su ciudad natal, Madrid y Barcelona y seis puntos de venta en diferentes centros de El Corte Inglés de toda España.ROCIO BOTELLA DISEÑADORA THE-ARE

THE-ARE se ha convertido en un buen ejemplo sobre cómo una marca puede crecer gracias al trabajo bien hecho, el boca a boca y las nuevas tecnologías. Y es que, al igual que las influencers han sabido sacar provecho de las redes sociales para hacer de ellas una forma de vida, Instagram supuso para THE-ARE desde sus inicios el escaparate perfecto para llegar a su público objetivo, que se concentraba en chicas jóvenes de entre 15 y 25 años. the-are-

Al mismo tiempo que THE-ARE crecía en Instagram -donde cuenta en la actualidad con 182.000 seguidores-, para dar a conocer su marca de forma física, Rocío Botella se recorrió todos los mercadillos y pop-ups itinerantes que se iban montando por toda España: cuando terminaba uno en Jávea (Alicante) en Semana Santa, se desplazaba en coche hasta otro en Madrid y de allí a Sevilla, Barcelona, Bilbao... Así, sus famosos tops de lentejuelas en forma de triángulo no tardaron en convertirse en un “must”. Quizá, uno de los motivos por los que THE-ARE ha seguido creciendo de forma exponencial ha sido precisamente que nunca ha renunciado a la calidad de sus prendas. De hecho, estos tops, que ya se han convertido en un clásico de la firma, en la actualidad se siguen cosiendo de forma artesanal -lentejuela por lentejuela- en el taller al que Rocío Botella y todo su equipo se desplazaron en cuanto THE-ARE comenzó a despegar y la producción creció. Estos tops, no tardaron en descubrirlos influencers como Teresa Andrés Gonzalvo, Marta Lozano, Mery Turiel o María Pombo, quienes han crecido en Instagram casi al mismo tiempo que THE-ARE y quisieron colaborar con la marca desde el principio.IMG_7345

La última alianza de la firma con una influencer fue hace tan solo unas semanas, cuando lanzó “Je m’en Fiche” con la Youtuber Teresa Sanz. En cuestión de dos horas desde su lanzamiento en la página web de THE-ARE, se agotaron las mil prendas que se habían confeccionado para esta colección cápsula. Tal fue esta acogida, que la firma empezó la producción de una segunda tirada de unas 1.000 prendas más que sigue a la venta en su tienda online y todos sus puntos de venta físicos.

Al dirigirse a un público objetivo tan joven, uno de los principales mercados en los que se posicionó la firma cuando empezó a ampliar su producción fue en los monos para graduaciones. En los talleres de THE-ARE todavía recuerdan cuando, en 2016, publicaron en Instagram una foto de Rocío Botella luciendo el primer diseño de mono largo. A los pocos minutos, empezaron a escribir muchísimas chicas preguntando dónde podían comprarlo y el revuelo dentro del taller fue inmediato. Gracias a los monos -que son otro clásico THE-ARE-, la marca se hizo un hueco no solo en las fiestas de sus clientas más jóvenes, sino también en el mundo de los eventos. Desde entonces, cada año, a partir del mes de enero, las seguidoras de la firma escriben preguntando cuándo se lanzará la colección de fiesta. Un hecho que avalan las cifras de THE-ARE del año pasado: de marzo a junio se vendieron 500 unidades del mono “One” en color burdeos y la empresa facturó más de medio millón de euros durante este periodo.mono-violeta-largo-mujer-manga-abullonada-fietsa-evento-boda-graduacion-the-are-00001

Para seguir potenciando el éxito de los monos para fiestas y dar a las seguidoras de la firma una exclusividad mayor que la que ya caracteriza a la marca, THE-ARE ha lanzado la Custom Edition, donde las clientas pueden comprar el modelo de mono que elijan entre los cinco principales de la firma y acudir al taller para que se lo cosan solo para ellas, en el color que elijan. De esta forma, ante la gran oferta que existe en el mundo de la moda respecto a los eventos eventos, la marca sigue siendo fiel a sus principios y persigue un objetivo que ha sido clave desde que comenzó: diferenciarse del resto de firmas e insistir en que su producción es cien por cien artesanal y confeccionada en España.

Expansión de THE-ARE

Cuatro años después de emprender esta aventura, en 2018, THE-ARE entró a formar parte de The Kool Market, un proyecto que impulsó El Corte Inglés con el objetivo de rejuvenecer a su público objetivo y que consistía en reunir a varias marcas de nueva creación que produjeran en España en la planta joven de su centro del madrileño Paseo de la Castellana.  Anna Ferrer Padilla, la hija de la humorista y presentadora de televisión Paz Padilla, fue imagen de este proyecto y desde entonces siempre ha apoyado a la firma. La presencia de THE-ARE en The Kool Market fue todo un éxito, tanto es así, que llevó a El Corte Inglés a querer contar con la firma para uno de sus corners fijos en este centro madrileño, que se inauguró en marzo de 2019. En la actualidad, casi un año después, la firma ya cuenta con seis puntos fijos en estos centros comerciales. Tres de ellos se encuentran en Madrid (en Preciados, Paseo de la Castellana y Pozuelo de Alarcón), en Plaza del Duque en Sevilla, en Genil (Granada) y en el de la Avenida de Francia de Valencia. vestido-largo-abertura-pierna-tirantes-morado-fiesta-event-boda-graduacion-the-are-00001

Con la expansión de THE-ARE, el público objetivo de la firma también ha cambiado. En los últimos dos años la firma se ha encontrado con que las madres de esas niñas que querían a toda costa un mono de THE-ARE, ahora también tienen la opción de ir vestidas de THE-ARE. Por eso, sin dejar de lado las graduaciones y puestas de largo, el año pasado lanzó la colección “Studio”. Con esta línea, repleta de vestidos largos más sofisticados y confeccionados con tejidos más refinados como el satén, la marca quiere vestir a una invitada más adulta, que abarca desde los 25 hasta los 35 años.vestido-largo-abertura-pierna-fiesta-event-boda-graduacion-the-are-00003

De la mano de esta ampliación en el rango de edad de sus clientas, THE-ARE refuerza su atención al cliente y personalizada con un Servicio de “Personal Shopper”, que consiste en que sus seguidoras de Instagram pueden mandarles un mensaje privado contándoles los eventos que tienen para ese año y la firma les aconseja sobre qué “look” escoger.

A día de hoy, a sus 30 años y después de muchos desvelos y duro trabajo, Rocío Botella puede presumir de liderar una firma como THE-ARE, que sigue siendo fiel a los principios  con los que comenzó a diseñar: que la ropa que produce está confeccionada al cien por cien en España, que no ha tenido que abaratar los costes de materias primas para seguir manteniendo la calidad en sus prendas y que sigue creando cada patrón de sus piezas, uno a uno, hasta conseguir el perfecto. Pero, sobre todo, puede presumir de algo que ha logrado con mucho cariño y esfuerzo: una comunidad de mujeres fieles a las que hace felices con sus diseños y su saber hacer.vestido-rosa-plumas-salmon-espalda-descubierta-regulable-mujer-fiesta-evento-the-are-00006

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?