La guinda

A Amancio Ortega, que demuestra en Inditex una exquisita sensibilidad hacia posibles ofensas a creencias ajenas

El grupo Inditex, dueño de ZARA, que preside Amancio Ortega ha cambiado recientemente las etiquetas de algunas de sus prendas de la marca Bershka ante sutiles críticas suscitadas en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. En la etiqueta se imitaba una postal de un lugar en el que se podía ver una mezquita. Inditex no sólo se ha preocupado de cambiar las etiquetas para no dar pábulo a los exaltados, sino que además, solicitó disculpas a sus clientes en Dubai con un comunicado publicado en un diario saudí. Con estas medidas el dueño de Inditex demuestra una sensibilidad exquisita a las creencias de millones de personas y frena en seco a los fanáticos, en un momento en que gestos como el de Inditex se hacen necesarios. Guinda a unas medidas sensatas que bien podría ser secundadas por otros, que han hecho un oficio de la provocación.

 

Aragonès convoca una reunión extraordinaria del Govern en plena crisis con Junts

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?