La guinda

A la dueña del bar de Murcia que plantó cara con una escoba al hombre que apuñaló a una mujer

Un hombre atestó 8 puñaladas a su pareja en la terraza de un bar en Cehegín, Murcia. Además, la golpeó con una silla hasta que se rompió y continuó agrediéndola con la pata de la silla hasta que la víctima logró arrastrarse hasta el interior del local. Fue allí donde apareció María Carrasco, la dueña, que se puso delante del agresor con una escoba, bloqueando su paso hacia el bar. Le plantó cara hasta conseguir que huyera. Finalmente fue detenido y ha pasado a disposición judicial. La mujer agredida tiene 32 años y permanece ingresada en el hospital en estado grave. Pero los testigos del incidente aseguran que, de no haber intervenido la dueña del bar, el hombre la habría matado. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?