La guindilla

A los aficionados que pitaron al himno español en el Gran Premio de España de Motociclismo

En torno a veinte aficionados de los 100.000 que llenaron el circuito de Montmeló el pasado domingo se dedicaron a silbar al himno español cuando Jorge Lorenzo subió al podio a recoger su trofeo como ganador de la carrera de Moto GP. Con esteladas colgadas al cuello, estos aficionados pitaron la música durante ese momento en el que los presentes suelen guardar silencio. El deporte se está convirtiendo en un lugar para la confrontación política. Ya sucedió durante la última final de la Copa del Rey y ha vuelto a ocurrir en un evento internacional. Quienes desean protestar deberían hacerlo, en definitiva, fuera de los campos deportivos, donde debe primar la deportividad y el compañerismo. Guindilla a estos aficionados.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?