La guindilla

A los barrenderos de Madrid, que se dedicaron a quemar maderas y a ensuciar las calles

El personal de limpieza de Madrid se encuentra en huelga indefinida. Una decisión respetable e, incluso, comprensible. Lo que nadie puede entender que un grupo de estos profesionales se dedicara en la noche del lunes a provocar destrozos en las calles de la capital: vaciaron papeleras, tiraron contenedores, esparcieron la basura e, incluso, llegaron a provocar un fuego en plena Puerta del Sol. Esta es la actitud incomprensible que hace perder la razón a cualquier persona reivindicativa. Su único afán es armar ruido y ser escuchados. Algo que, probablemente, vaya en su contra. Guindilla a estos trabajadores que intentaron provocar el caos en Madrid.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?