La guindilla

Al desconocido ladrón de la estatuilla del Goya al mejor Documental, logrado por Albert Solé, hurtada durante la fiesta de celebración

Albert Solé fue premiado este domingo por ‘Bucarest, la memoria perdida’. Ayer, la presidenta de la Academia del Cine, Gonzalez Sinde, desveló que cuando Solé fue a celebrarlo, dejó la estatuilla en el guardarropa del local. Aprovechando esta circunstancia, alguien decidió llevárselo. Se hizo un llamamiento público para que quien lo hubiese sustraído lo devolviese “sin preguntas”, pero no hubo éxito. Es incomprensible el robo de un objeto de tan poco valor material, pero tanto valor sentimental para quien lo ha ganado por su trabajo. No parece fácil dar salida a un objeto así en el mercado negro, ya que sería rápidamente descubierto. Por lo tanto, sólo cabe pensar que quien lo robó lo hizo por divertimento. Ante este absurdo, sólo queda darle una guindilla al anónimo individuo que dio el disgusto a Albert Solé.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?