La guindilla

Al general David Petraeus, por la muerte de nueve niños en Afganistán tras un bombardeo

El máximo responsable de las fuerzas de la coalición en Afganistán se ha vito obligado a disculparse por la muerte “accidental” de nueve niños afganos tras un bombardeo de la OTAN. Cuatro de los menores tenían 7 años, tres tenían 8, uno 9 y otro 12. El propio presidente Karzai ha expresado su condena declarando en público que las víctimas eran “niños inocentes que buscaban leña para sus familias durante este invierno crudo. ¿Es éste el modo de combatir el terrorismo y mantener la estabilidad en Afganistán?”. La OTAN se encuentra en Afganistán intentando devolver la paz al país, pero acciones como esta deberían hacer reflexionar a los altos mandos militares. No todo vale, más cuando se trata de vidas humanas. El perdón no es suficiente consuelo. Guindilla a Petraeus, el máximo responsable de las fuerzas en el país asiático.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?