La guindilla

A la ex ministra María Antonio Trujillo, por su imprudencia

El enquistamiento del proceso independentista en Cataluña y la cercanía a la Navidad está encendiendo las alarmas por el posible boicot que consumidores del resto de España pueden hacer a los productos catalanes. En ese contexto se entendió el mensaje que publicó en Twitter María Antonia Trujillo, que fue ministra de Vivienda con José Luis Rodríguez Zapatero: “Ayer nos sirvieron 12 botellas de Agua Font Vella en un Foster Hollywood de Chamartín. Ya no volveré a ir”. Ante las críticas, Trujillo dijo que tenía el derecho a expresar una posición personal. Pero tratándose de una ex ministra, resulta irresponsable realizar esta afirmación que sólo puede animar a boicotear a las empresas catalanas, perjudicarlas y retroalimentar la división. Guindilla a María Antonio Trujillo, por su actitud imprudente en esta situación de tensión en Cataluña.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo