La guindilla

A los viajeros que fueron expulsados de un AVE por provocar retrasos y molestias al resto de pasajeros

El pasado viernes 6 de julio, un grupo de despedida de soltero que se subió al AVE Madrid-Málaga de las 19.30 horas, tuvo que ser desalojado por la Policía Nacional en Córdoba, después de ignorar las quejas del resto de pasajeros, y luego las del revisor, que les regañó sin ningún éxito. Fue el personal de seguridad quien llamó a los agentes para que expulsaran a los jóvenes, que fueron finalmente multados por alteración del orden público. Guindilla a los viajeros que fueron expulsados del AVE por incordiar y desoír las quejas del resto de viajeros. 


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo