La voz del lector

Anuncios de contactos

Muchos aplaudimos el veto del Gobierno a la publicación de anuncios sexuales en la prensa. Pero nos sorprende que mientras considera indigno el ejercicio del meretricio profesional, promueva la prostitución gratuita de nuestras hijas empujándolas a probar el sexo desde la escuela, proporcionándoles preservativos y anticonceptivos, facilitando al máximo la adquisición de la píldora abortiva del día después y el aborto libre. ¿Es que es más digno ofrecerse gratis al compañero de clase o de trabajo? El dinero no cambia el hecho. Si bien a algunas se les da bien las transacciones mercantilistas con su cuerpo, otras se exhiben semidesnudas en nuestras calles siguiendo una moda absurda, sin diferencia de atuendo con las prostitutas que reclaman clientela despojadas de gran parte de sus vestimentas y que cobran por sus servicios.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?