La voz del lector

Democracia a la egipcia

Deponemos un dictador acusado de estar al mando de una cleptocracia, estallan revueltas y se logra un consenso para acudir a unas elecciones democráticas, a dicho refrendo se presenta un partido islamista, los Hermanos Musulmanes. Ya solo el nombre creo no da lugar a duda de su corriente ideológica. Pese a ello, ganan las elecciones, luego Occidente, otras potencias y parte de la población no les parece acorde las reformas que quieren llevar a cabo en el gobierno e instan a los militares a dar un golpe de estado. Me pregunto entonces; para que se derroque al dictador, ¿qué ha cambiado? La democracia muchas veces se confunde con justicia e igualdad, pero la democracia no es más que el gobierno de la mayoría, el cual no tiene ni por qué ser justo ni igualitario. Aprovechando el ejemplo egipcio, he de declarar que no creo sea la única excepción que solo cree en los principios democráticos siempre y cuando se comporten de un modo determinado. Propiamente la democracia podría también definirse como la opresión de la minoría. En un país como Egipto, convendría que la población copta tuviese un estado propio. Yugoslavia solo vivió en paz cuando cada etnia y religión logro un estado, excepto la entidad semiconfederada de Bosnia, que ciertamente no tiene mucha viabilidad como país. No se puede pretender que un diez por ciento de la población de Egipto tenga que vivir oprimida bajo un gobierno musulmán.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes