La voz del lector

Masonería femenina

Pocos hombres lo habrán advertido: Cómo se despliega una red de templos, sólo para mujeres, destinados al control del universo. Bajo la apariencia de inocentes comercios, están diseminados y muy presentes en todos los barrios altos y bajos, en las ciudades y en las playas. Hoy mismo, Carmen me ha abandonado en la playa mientras acudía a su culto mensual. Hay mujeres más fieles que semanalmente, sobre todo los viernes y nunca los domingos, se reúnen con otras feligresas de todas las edades y sus particulares sacerdotisas. Todas contribuyen generosamente con dádivas que se reflejan en sus cuentas. Allí se preparan para la dominación de los hombres. Con sus publicaciones, sus charlas y sus exorcismos, mientras cómodamente sentadas en inmensos butacones se cubren con ropajes y cascos que asustarían a los no iniciados.

Parece que tardan entre una y dos horas en que penetren en sus cabezas los preparados místicos, al tiempo que conversan sobre temas arcanos reservados a féminas. A pesar de que hay templos unisex habría que ser muy suicida o eunuco para atreverse a acudir a esos ritos vestales. Cuando vuelven de las reuniones, siempre nos lanzan la temida pregunta:

- "¿Cómo me ves ahora?", inquieren con una peculiar sonrisa enmarcada en un halo especial alrededor de su risueño rostro.

- "Rara", siempre contesto al tiempo que trato de encontrar esa sutil diferencia que cuesta un buen pico y que se percibe más en su mirada que en otros minúsculos detalles. Entonces, Carmen se sacude el pelo demostrándose la absoluta superioridad de las mujeres frente a los hombres.

 

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes