La voz del lector

Cifras, periodismo y crisis

Pila de periódicos
photo_cameraPila de periódicos

La pandemia que vivimos estos días es también informativa; textos sin fundamento circulan por redes sociales, con bulos y previsiones absurdas. Son datos que enferman a una población que azuzada por el miedo, corre detrás de lo primero que ve, no dejando margen a una reflexión a la que la prensa debería invitarle.

Desgraciadamente, muchos periódicos no contribuyen a ello, sino que rehuyen la ciencia y buscan el titular más apocalíptico, tal vez para incitar a la compra y sanar las pérdidas económicas de estos días. La consecuencia es la propagación de noticias que ni siquiera interpretan correctamente sus propios datos.

Traigo pues como ejemplo una base de datos fiable para responder a la siguiente pregunta: ¿Estamos realmente tan mal? Si se consulta la base Worldometers.info, generada por la agencia norteamericana Dadax® y alimentada en su sección Coronavirus con datos de la Johns Hopkins Coronavirus Resource Center®, Financial Times, The New York Times y Business Insider® entre otros, pueden obtenerse algunas respuestas.

Worldometers contabiliza a principios de abril más de 860.000 casos coronavíricos en el Mundo, de los cuales habían fallecido casi 42.400. No obstante, 180.000 aproximadamente fueron curados, es decir, más del triple que los últimos. Este patrón suele repetirse en todos los países desarrollados, pero curiosamente la prensa suele anteponer los fallecidos a los sanados.

Debe conocerse también que las pandemias no solo se miden por totales, sino en base a millones (M) de habitantes –esta cifra puede variar según la unidad geográfica estudiada–. Atendiendo a los primeros, y a volviendo a abril, el Top 5 de países con más decesos por Covid-19 lo formarían Italia (casi 12.500), España (casi 8.500), EE UU (más de 4.000), Francia (más de 3.500) y China (más de 3.300). Recalculando ahora a las cifras por M de habitantes – lo que también se puede hacer con los contagios –, el estado peor parado en San Marino, con una población que suma poco más de 33.000 personas, seguido de Italia y España –con 60 y 45 M de habitantes respectivamente–.

Cierran la lista Andorra y la tan polémica Holanda, esta última con casi 20 M de ciudadanos. Por cierto, que esta última, junto con Francia, no computa sus decesos por coronavirus fuera de residencias y hospitales.

 Algunos países que en un principio ni aparecían en nuestra primera lista de decesos figuran de repente como los más perjudicados, lo que curiosamente también ocurre si se calculan por M los contagios; obtenemos así un ranquin encabezado por cuatro microestados europeos –Vaticano, S. Marino, Andorra y Luxemburgo – y las Islas Feroe. España sería la séptima tras Islandia, e Italia la onceava, detrás de Liechtenstein y la pudiente Suiza, de la que a penas de oye hablar.

Volviendo a la pregunta inicial, solo cabe enunciar la Ley de Campoamor, “todo depende del color...” Yo quisiera remarcar que en las fechas en que se hicieron estas consultas, España había curado a casi 19.300 de sus infectados, más de la mitad de sus fallecidos, sin olvidar que la gripe común segó la vida de más de 15.000 compatriotas el año pasado. Asimismo, una de sus regiones más afectadas ya ve de cerca el pico de la curva durante la tercera semana de cuarentena, y la frecuencia nacional de contagios se ha reducido ya entre un 12 y 14% desde que se tomaron medidas, de las más estrictas de Europa. ¿Podemos ser positivos? Respondan ustedes.

Dr. Aitor Castañeda

Profesor de Comunicación (UPV/EHU)

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes