La voz del lector

Cultura progre

Sometidos, amarrados y forzados al progresismo hemos superado las cumbres de la miseria cultural. Con los poderes públicos dominados por los condicionamientos ideológicos y por las fuerzas ultra-capitalistas que asumen comunismo y socialismo como forma política de explotar a la humanidad, la cultura ha pasado a cenicienta prostituida y sojuzgada por esa política celestinesca. Ahora los comunistas funcionan con el gran capital mundial.

La INEPTOCRACIA nos ha traído hasta aquí; especialmente a niveles de gobernanza prevalecen formas ya arraigadas de anti-cultura y disvalores tales como el engaño, la falsedad, el desprecio, la venganza, el insulto, el dominio y sometimiento del otro, el matonismo y la vileza. Todo ello muy culto…¿?

El saltarse leyes como forma normalizada de regir y anclarse en el juego externo de aparentar, sin el mínimo vislumbre de cultura y de espíritu valioso. Solo aparece lo vulgar, lo dañino en palabras, en acciones y decisiones, baratijas de mercadillo arrabalero. Si será retrógrado nuestro gobierno que, ya hace décadas, Hannah Arendt lo describió con exactitud así: " la ilegalidad es la esencia de la tiranía". Lo ilegal es la pauta del gobierno progre, de ahí su esencia tiránica. Todo lo peor, lo más típico y despreciable del fascismo es cultivado aquí con esmero y lamentables resultados “democráticos”.

Atados –más bien encadenados- a la oligarquía internacional dominadora, como ultra-capitalista que es, nos ha metido el gobierno en el NOM (nuevo orden mundial) epítome de la ilegalidad y la incultura imponiendo como norma la ignorancia, la pobreza, la putrefacción, la dependencia, la sumisión a la ideología anti-persona y la supresión total de los derechos más básicos; todo muy comunista también. El resultado, ya bien visible y palpable, es la más desoladora INCULTURA social, que será reforzada como tal con la nueva ley Celaá, con la nueva ley de la muerte a discreción (de quien la produce), con el proyecto de atar las manos y hasta la cabeza al rey, con todo lo que "podemos" hacer para imponer las barricadas callejeras como forma suprema de cultura y gobernanza. Ahí nos ha depositado este gobierno.

Queda, no obstante, en España un importante rescoldo que sirve de absoluta contraposición porque mantiene los elementos constitutivos de la sociedad. Esos elementos no son líquidos que fluyen y se van por los desagües, los aliviaderos y las alcantarillas.

Lo constitutivo es sólido, pétreo, estable y seguro; es firme y ahí florece la cultura. Son valores perdurables que resisten las inclemencias del tiempo y de gobiernos marionetas; valores como la verdad, la bondad, el respeto, el orden, la caridad, la libertad en derechos y deberes, etc. Se encuentran sobre todo y se cultivan en el ámbito familiar, es la familia quien sustenta ese gran rescoldo que nunca se apaga, ese calor esencial que da frutos inviolables de arte, educación y bondad. Y esa es la razón para que el NOM y su cultura progre tenga su guadaña tendida para ir segando a la familia de sobre la faz de la Tierra.

Esa familia que hoy, como en toda crisis, es el sustento, el apoyo, el refugio, el recurso, el afecto, la solución, el reparto, el acoger y salvar en todo orden y sentido, de los más dañados, expulsados del sistema, empobrecidos y abandonados… menos por su familia. ¿Quién si no?

¡Pero atentos!, porque en España hay una pléyade de equipos vagos, de lo más "poderoso" de la sociedad, con suculentas subvenciones para funcionar como zapadores disolventes de la familia en primera instancia. Conocidos, renombrados y ensalzados en ministerios y medios de difusión gubernativa; su mayor cualidad es la incondicional colaboración con los "partidos-unidos" para difundir la cultura progre oficial, que esa es su mísera cualificación. Ahí encontramos desde femis, separatas, okuperos, colectivos letrados, ilegales de cayuco, mucho sindicalero, rompecalles, antifas, etc. Todos bienvenidos porque "podemos" progresar con ellos. El "encantado de conocerles" se frota las pezuñas por tener tanto besa... pies para culturizar el país. La progre-cultura jamás será vencida, es la consigna, porque los nuevos presupuestos recién aprobados sí dan, de sobra, para estos fines, aunque no den para la sanidad necesitada.

Se trata de cumplir con las normas que dicta el NOM y sus plutócratas, no puede negarse “el paleto esférico” a lo que sus amos le imponen. España no importa, la gente no importa, la salud no importa, la vida no importa, la economía mucho menos; todo queda en manos del NOM porque el sometido gobierno así lo quiere, lo manda y lo impone. “Familia delenda est”.

El vídeo del día

La compraventa de viviendas sube un 1,9% en noviembre.

¡Pobre país, pobre España, pobre sociedad cultivada, pobre niñez acosada, pobre juventud expulsada, pobre gente sencilla, pobre dignidad humana, pobres ancianos, pobres médicos honrados, y tantos, y tantos que irán a parar a las colas del hambre por no tener visado de progre; o irán a la digna parca porque ya no sirven o salen caros!

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?