La voz del lector

¿Eutanasia? No, gracias

photo_camera Eutanasia.

El periodista y escritor norteamericano Ben Mattlin tiene 57 años. Ha publicado sus artículos en varios de los más prestigiosos medios de prensa de EEUU. El no poder escribir con su propia mano, ni ponerse en pie, ni ducharse, ni hacer autónomamente las actividades cotidianas, no le ha empujado a pensar que "ya está bien, ¡hasta aquí!".

Se mueve en una silla de ruedas mediante un dispositivo que controla con su barbilla. Ha conseguido mucho en su vida como haberse graduado cum laude en Harvard en 1984, alcanzar casi tres décadas de matrimonio con la misma mujer y tener dos hijas. Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas. Se las ha visto negras cuando, años atrás, un error durante una cirugía lo dejó en coma.

Los cirujanos dudaron, pero su esposa tenía claro lo que Mattlin no quería: morir, y les indicó que hicieran todo lo posible por salvarle la vida.

Por eso aún vive, a pesar de que, al verlo, algunas personas –incluidos varios médicos– se preguntan, si no le sería ya mejor "descansar" y dejar que su familia "descanse". Él, sin embargo, prefiere seguir en la brecha.

Mattlin vive, trabaja y bromea. Y no se corta para responder a los políticos que difunden la eutanasia y el suicidio asistido: "Hasta que no has vivido con una discapacidad incurable, no puedes saber las presiones y la sutil coerción que se sufre para que te quites de en medio. Piensa en esto: cuando alguien físicamente independiente y saludable siente ganas de suicidarse, reconocemos la obligación de intervenir, ir a la raíz de su depresión, y tratar de hacer que su vida sea mejor. Pero cuando se trata de alguien con una discapacidad o un padecimiento crónico, de repente entendemos que el suicidio es una "elección libre" razonable. Y no es una "elección libre": ha sido influenciada por muchísimas presiones, sutiles y no tan sutiles. La mayoría de las personas con estos problemas temen lo que la existencia les depara. Si solo supieran que la vida con una discapacidad puede ser tan plena, enriquecedora y valiosa como cualquier otra, con casi total seguridad elegirían seguir viviendo. Pero si nuestra cultura no hace un esfuerzo para ayudar a esta gente, a gente como yo, a alcanzar vidas plenas, le estará haciendo un flaco favor a una buena parte de la población. No tengan prisa por despejar el camino hacia la muerte antes de que hayan hecho sus mayores esfuerzos por facilitarles una vida satisfactoria a las personas con discapacidad".

 

Zelenski pide a la ONU definir "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?