La voz del lector

La lección del Rey Alfonso XIII al Presidente Nicolás Maduro

Nicolás Maduro, con militares venezolanos.
photo_cameraNicolás Maduro, con militares venezolanos.

El 12 de abril de 1931 se celebraron en España elecciones municipales. En las ciudades ganaron los partidos republicanos, y al conocerse los primeros resultados se produjeron manifestaciones y se generó un clima social que daba a entender de que la mayoría de los españoles estaba en contra del Rey. Y un comité revolucionario, dirigido por Miguel Maura, proclamó la República el día 14 de abril. Y entonces Alfonso XIII tomó la decisión de exiliarse a Roma, cediendo el poder a un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora, que puso en marcha la Segunda República. 

El legítimo Rey de España actuó así, según explicó, para evitar al pueblo español el sufrimiento que podría suponer un conflicto militar, añadiendo que sentía que había perdido el amor de su pueblo.

Relacionando esos hechos ocurridos en 1931 y lo que está ocurriendo estos días en Venezuela podemos sacar dos conclusiones: primera, que Nicolás Maduro podría tomar ejemplo de Alfonso XIII e irse del País: incluso aunque aceptáramos que ostenta el cargo de Presidente con legitimidad (algo muy discutible), está claro que ha perdido el amor de su pueblo (y también que lo ha hecho mal, arruinando a Venezuela económica y socialmente); si se aferra al puesto va a causar todavía más daño a su pueblo, y además en este caso hace falta estar ciego para no darse cuenta de que el cambio es imparable. 

Y otra deducción que podemos sacar es pensar que los actuales políticos de izquierdas españoles que ahora se oponen a que Nicolás Maduro abandone el poder, alegando que él es el legítimo Presidente, si hubieran estado en España en 1931, aplicando el mismo criterio habrían defendido que el legítimo Rey Alfonso XIII siguiera en su puesto y se hubieran opuesto a dar paso a la República. Una paradoja que demuestra su incoherencia y que tienen un peligroso gen populista, que donde echa raíces y llega al poder acabar con la democracia e implanta el pensamiento único y la pobreza para todos (menos para ellos y sus amigos). Nos viene bien pensar en esto para estar prevenidos. 

Pedro Larrauri

Vigo

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable