La voz del lector

¿Qué más da?

Y digo yo, ¿qué más da? ¿No es cuestión de tiempo el que Navarra llegue a formar parte de la Comunidad Autónoma Vasca? ¿Alguien piensa que ha sido casual que Barcos y Asiron llegaran al poder?

La trayectoria que ha seguido Navarra con los gobiernos anteriores es la que nos ha traído hasta donde estamos. Claro está, con la connivencia de los gobiernos del Estado, de lo que queda de Estado. La clave, ellos lo saben muy bien, son los medios de comunicación, la educación y el idioma, siempre el idioma. No hay más que ver el reflejo en Cataluña. Sin que nos demos cuenta, haciendo uso de la transitoria cuarta que tanto defienden algunos, harán un referéndum y los navarros y navarras -como acostumbran a llamarnos- votaremos a favor de diluirnos entre los nacionalistas vascos.

Introducir el idioma llamado euskera, obligar poco a poco a que se hable, subvencionar toda iniciativa conducente a promocionarlo, animará a los padres a que sus hijos aprendan un idioma que solo se promueve con intencionalidad política y que prácticamente no se habla en Navarra; de momento. Lo cultural, aun existiendo, es solo una excusa. En los colegios inyectarán ideología nacionalista vasca, y los padres lo verán bien porque irá envuelta de progresismo, tolerancia, libertad sexual y anticlericalismo religioso. Así se forman ciudadanos como los que han votado a Barcos y Asiron. Los medios de comunicación moverán el guiso para que no se pegue el arroz y todo resulte sabroso, que nadie sospeche la indigestión al momento de engullirlo.

Los navarros y navarras -como insisten en llamarnos- que aludan a la historia del viejo reino de Navarra serán tachados de fascistas, retrógrados de la derechona conservadora que se niega a mirar hacia el futuro. Y, a decir verdad, en el fondo, ¿qué más da la historia? ¿Acaso la historia no la hacemos los humanos? Pues ahora la cambiamos y ya está. Lo importante es que no nos matemos entre nosotros, que la mayoría vivamos bien. Ya ha habido demasiados muertos, ahora se trata de olvidar a unos y sacar a otros de las cunetas. Que las oligarquías sigan ganando mucho dinero y manteniendo el poder. Y que la burguesía acomodada pueda mantener sus chalecitos, su casona en el pueblo, su Audi o su Mercedes, o los dos al mismo tiempo.

Este país ha sufrido una mutación genética que le está produciendo la fatal metástasis que lo viene debilitando día tras día. Mientras existan partidos secesionistas, que no aceptan la Constitución y ocupan puestos en los parlamentos, mientras el sistema electoral beneficie a los partidos nacionalistas, mientras las comunidades autónomas pervivan como reinos de taifas con más poder y recursos que el propio Estado, mientras que estemos sometidos a los pactos políticos que la nobleza partitocrática tenga a bien firmar; España caminará hacia algo muy diferente de lo que es España. Esta nobleza española contemporánea, ávida de poder y riquezas, ya no es aquella que ostentaba títulos nobiliarios. ¿Qué más da quién nos gobierne? Con unos la cosa irá más despacio, con otros más lenta; pero la Navarra que conocemos, si esto no cambia, tiene los días contados.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?