La voz del lector

La sufrida clase media

Ese impuesto que el gobierno quiere imponer a los ricos acabará siendo un impuesto a las clases medias, pues los realmente ricos, que no son los que poseen un millón de euros, sino muchísimo más, cuentan con infinitas maneras de librarse de este impuesto.

El Gobierno ha dicho que la vivienda propia no tributa siempre que no pase de los 400.000 euros. Tendrían que saber que en ciudades como Madrid, Barcelona o San Sebastián los pisos de 100 metros cuadrados o poco más ya sobrepasan esa cantidad. La gran mayoría se compraron cuando su precio no era el escándalo que es actualmente. Así pues, los que vivimos en estas ciudades ¿estaremos penalizados aunque nuestro piso tenga las mismas dimensiones que los de otras ciudades de España? Así pues, si sumamos la cantidad que vale nuestro piso a los ahorros de toda nuestra vida por nuestro trabajo podemos llegar a ser unos ricachones que poseen un millón de euros y a los que, por descontado hay que expoliar.

Por favor, para reactivar la economía pongan al mando a personas que sean duchas en la materia, pues no es el momento de  subir impuestos, sino el de rebajar el gasto público, empezando por sus sueldos y prebendas que me parecen una vergüenza en el momento actual.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes