Carlos Sainz
photo_camera Carlos Sainz

Motor

Carlos Sainz: “trato de usar mi mini en modo eléctrico todo lo que puedo”

Movilidad electrificada al estilo MINI

Carlos Sainz pilota un MINI en los terrenos más complicados; y también conduce un MINI e su vida diaria. Piloto de MINI en el rally Dakar y embajador de la marca, los MINI de Carlos Sainz ofrecen un impresionante contraste. Por un lado, el MINI JCW Buggy, una máquina de competición capaz de vencer en la carrera más dura y exigente del mundo. Por el otro, el MINI Countryman Cooper S E ALL4, un automóvil electrificado que ofrece una movilidad sostenible y divertida al más puro estilo MINI.

Carlos Sainz destacaría de su MINI Countryman Cooper S E ALL4 “todo en general. Es un coche divertido, versátil, ecológico, con todas comodidades y que reúne todas las condiciones para disfrutar al volante. La verdad es que no le echo nada en falta…”. Cuando le preguntamos si lo usa mucho en modo eléctrico, responde “¡todo lo que dura! Tiene una autonomía de cuarenta kilómetros y sí, trato siempre de utilizarlo todo lo que puedo, y también trato de recargarlo siempre que puedo”. 

Para Sainz, la tecnología híbrida enchufable “es una solución que está muy bien. Es positivo que haya coches electrificados para la movilidad urbana y está muy bien que las marcas luchen por contener las emisiones, por hacer los coches cada vez más ecológicos y menos contaminantes. Pero creo que esto deberíamos ampliarlo no solo a los coches, también a los aviones, a los camiones a las calefacciones… en definitiva hay muchas brechas y temas abiertos  que merecen la misma atención. En cuanto a los coches, no hay que correr más de lo que se debe porque hay que dar tiempo a los fabricantes a hacer una transición tecnológica y a buscar alternativas con tiempo y que no les suponga un desastre económico”.

Movilidad electrificada al estilo MINI

La llegada del MINI Cooper SE Countryman ALL4 en 2017 supuso el debut de la tecnología híbrida enchufable en MINI. El MINI Countryman se ha convertido en un pionero en la movilidad sin emisiones al estilo característico de la marca. Como todo MINI, este modelo no solo ofrece gran agilidad deportiva en la carretera y lejos del asfalto, sino también la posibilidad de conducir de forma completamente eléctrica, lo que genera cero emisiones locales.

En su 60 aniversario, el MINI Countryman se encuentra más en forma que nunca y su  versión híbrida enchufable incrementó en 2019 en un 28,1% sus ventas a nivel mundial, con 16.932 unidades comercializadas (1.382 en España, un 31% de las ventas de este modelo).

Renovado este año con nuevos equipamientos, diseño y una tecnología innovadora en las áreas de infoentretenimiento, el nuevo MINI Countryman refuerza su estatus dentro del segmento de compactos de gama alta.

El nuevo MINI Cooper SE Countryman ALL4 está equipado de serie con un sistema de tracción a las cuatro ruedas específico para híbridos. Esto se consigue gracias a la interacción controlada con precisión entre un motor de gasolina de 3 cilindros que transmite su potencia a las ruedas delanteras con un motor eléctrico síncrono que actúa sobre las ruedas traseras. Juntos, ambos sistemas generan una potencia total de 162 kW (220 CV). La última tecnología eDrive disponible para los modelos híbridos enchufables de BMW Group incluye también una batería de iones de litio de alto voltaje con un contenido bruto de energía de 9,6 kWh, lo que proporciona al nuevo MINI Cooper SE Countryman ALL4 una autonomía eléctrica máxima de 55 a 61 kilómetros.

Este modelo acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y ofrece una velocidad máxima de 196 km/h, con un consumo de combustible de solo 1,7 – 2,0 litros/100 km, un consumo eléctrico de13,1 – 14,0 kWh/100 km; y un nivel de emisiones de CO2: de 40 – 45 g/km.

El MINI Countryman cumple 60 años

A pesar de que el actual MINI Countryman sea un modelo con una historia bastante reciente, su origen se remonta hace más de medio siglo. Concretamente en 1960, año en el que se pusieron a la venta tanto el Austin Seven Countryman como el Morris Mini Traveller. Ambos evocaban un concepto de vehículo familiar que se ha perfeccionado con el paso del tiempo hasta llegar a lo que conocemos hoy en día. Eso sí, eran vehículos con unas características técnicas que distaban mucho de las del modelo actual. Por ejemplo, su motor era de 848 cc y ofrecía originalmente una potencia de 34 CV.

La producción de este atractivo vehículo familiar de pequeño tamaño terminó en 1969 con unas 207.000 unidades. Su sucesor fue el Mini Clubman Estate, que presentaba un nuevo aspecto de corte ligeramente cuadrado. En este modelo, la madera real fue reemplazada por una película de plástico adhesiva que imitaba la madera tan amada por los estadounidenses en ese momento. Los conductores más tradicionales callaban y suspiraban. También ayuda a explicar por qué los vehículos familiares Mini con chapa de madera siguen despertando emociones fácilmente en la actualidad.

El vídeo del día

Errejón rechaza que la imagen de España dependa de un paseo con Biden
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?