Mitsubishi Outlander PHEV: detalle frontal.
photo_cameraMitsubishi Outlander PHEV: detalle frontal.

Motor

Disponible desde 33.295€ en su versión Motion

Mitsubishi Outlander: versión PHEV híbrida enchufable

El Mitsubishi Outlander PHEV ha encontrado una gran aceptación en el mercado como propuesta alternativa de movilidad.

Una respuesta muy acorde con los tiempos que corren dada su condición de vehículo híbrido enchufable, que le permite recorrer en modo eléctrico hasta 54 kilómetros. Ahora se renueva estéticamente e introduce notables mejoras en su sistema propulsor

PMitsubishi es una marca que de siempre ha estado muy involucrada en el desarrollo de modernas tecnologías relacionadas con la movilidad. Como muestra, la marca de los tres diamantes fue la primera en introducir en 2009 el primer vehículo eléctrico de serie, el Mitsubishi i-Miev.

Fruto de su constante investigación y desarrollo de alternativas para la propulsión es, el Mitsubishi Outlander PHEV, comercializado en Europa a finales de 2013. El Outlander PHEV se desmarca del resto de posibles competidores gracias a su posicionamiento, el primer SUV híbrido enchufable con tracción a las cuatro ruedas del mundo.

Frente a un eléctrico puro, a la gran autonomía que le confiere su motor de gasolina se une la ventaja de incorporar una batería de gran capacidad que le permite recorrer en modo exclusivamente eléctrico hasta 54 kilómetros

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle trasera

El modelo experimentó una actualización en 2013, y ahora un renovado Mitsubishi Outlander PHEV (modelo 2019) irrumpe en escena tanto con sustanciosas como abundantes mejoras.

Empezando por el apartado diseño exterior, llama la atención la original parrilla, un elemento que junto con los nuevos faros de led le otorgan un aire de mayor refinamiento.

También son nuevos los paragolpes delanteros, mientras en la trasera estrena alerón y moldura, completándose el conjunto con las llantas de radios múltiples de 18 pulgadas.

Mitsubishi Outlander PHEV: frontal

En el interior los cambios afectan al formato de los asientos delanteros, aparece un nuevo tapizado de cuero, el cuadro se instrumentos se retoca, se integra un nuevo interruptor de modos de conducción y los pasajeros de las plazas posteriores disfrutan de salidas de aire acondicionado.

Mitsubishi Outlander PHEV: cuadro

Nuevo motor de gasolina de 2,4 litros

En lo que respecta al chasis, el sistema de tracción integral Super All Wheel Control (S-AWC) evoluciona. Deriva del utilizado en el Lancer Evolution, y añade dos modos de conducción: Sport y Snow. Se ha mejorado la rigidez estructural y de paso la amortiguación ha sido recalibrada, sin dejar en el tintero unos discos delanteros de freno de mayor tamaño.

Pero quizá el plato más fuerte sea las novedades que encierra el sistema propulsor. El motor de gasolina del sistema híbrido pasa de 2 litros a 2,4 litros de cilindrada, incrementándose la potencia de los primitivos 121 CV a 135 CV.

También experimenta una notable subida en el rendimiento, el motor eléctrico trasero, que pasa de 82 CV a 95 CV, mientras el delantero desarrolla 82 CV.

Con estas cifras la potencia total del sistema híbrido asciende a 230 CV, frente a los anteriores 203 CV, por lo cabe deducirse que asimismo la capacidad eléctrica ha aumentado.

La batería de iones de litio tiene ahora una capacidad de 13,8 kWh, en comparación con la del anterior modelo que montaba una de 12 kWh.

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle motor

Todos estos incrementos en el rendimiento de los componentes tienen un fiel reflejo en las prestaciones del vehículo, que aumentan significativamente.

Se mantiene la velocidad máxima de 170 km/h, de la misma manera que no experimenta cambios la autonomía en modo eléctrico, 54 kilómetros. Pero la velocidad máxima en este modo  ha pasado a ser de 135 km/h, frente a los anteriores 125 km/h.

Siguiendo esta línea, la aceleración de 0 a 100 km/h baja de 10,8 s a los actuales 10,5 s. Con respecto a los consumos, el combinado en gasolina es de 1,8 l/100 km. Se incrementa ligeramente (antes 1,7 l/100 km) debido al nuevo protocolo WLTP de medición de consumo y emisiones, mucho más acorde con el uso real del coche.

Sin embargo, las emisiones de CO₂ bajan hasta 40 gr/ km, en comparación con los 41 gr/km anteriores, lo que demuestra el esfuerzo realizado por la marca en este apartado.

Como híbrido enchufable, el Mitsubishi Outlander PHEV aporta contundentes soluciones a la movilidad eléctrica, ofreciendo al usuario numerosas ventajas, de distinta naturaleza, a la hora de su utilización. Recoge lo mejor de dos tecnologías, la eléctrica y la híbrida. Puede recorrer en modo eléctrico, sin el apoyo del motor térmico, una distancia muy razonable (54km).

Una autonomía más que suficiente para los desplazamientos diarios de una gran mayoría de usuarios, aderezada con unas prestaciones de primer orden (135 km/h). Por la noche bastará con enchufar el vehículo a la red, y al día siguiente seguir funcionando como si de un eléctrico se tratara.

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle enchufe eléctrico

Si se conecta a una red de carga doméstica de 230V 10A, el tiempo estimado de recarga es de unas 5,5 horas; pero si la toma es de 230V 16A, entonces el tiempo se reduce a unas 4 horas. En caso de tener instalado el cargador CHAdeMO estándar para una carga rápida, en solo 25 minutos la batería se cargará hasta el 80% de su capacidad.

Además, hay un acuerdo de colaboración con Endesa, que pone a disposición del usuario la tarifa Tempo Zero. Dicha tarifa ofrece cada mes los primeros 100 kWh de carga gratuitos, y para el resto de consumo una bonificación del 60% durante las horas Tempo (De 1:00h a 7:00h).

Como muchos usuarios utilizarán su Outlander PHEV la mayor parte de las veces en modo eléctrico, el sistema PHEV autoriza hasta 89 días de conducción exclusivamente eléctrica.

Transcurrido este periodo se encenderá una luz de advertencia en el cuadro de instrumentos a la vez que el motor de gasolina arrancará automáticamente para proteger el sistema de inyección de combustible.

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle interior

Etiqueta “0 emisiones” de la DGT

Pero no hay que olvidar que la gran ventaja de los híbridos enchufables en comparación con los coches eléctricos puros radica en que no dependen de la servidumbre de su batería, pues cuentan con un motor térmico.

También hay que tener muy en cuenta que a estas ventajas de utilización se suman otras de índole legal derivadas de su etiqueta “0 emisiones” de la DGT (Dirección General de Tráfico), que transforman a este Outlander en una especie de rey de la ciudad.

Disfruta de aparcamiento gratuito en las zonas SER, puede circular los días en los que está activado el protocolo por alta contaminación y se le permite acceder sin restricciones al centro de las ciudades. En carretera tiene descuentos en peajes y puede circular por el carril Bus-VAO.

A diferencia de otros híbridos de la competencia, el modelo de Mitsubishi presume de una serie de peculiaridades que le hacen diferente. La mayoría de los híbridos funcionan en paralelo, es decir, pueden hacerlo con cualquiera de sus motores (eléctrico o térmico) o con los dos la vez.

Los híbridos en serie son menos habituales (Chevrolet Volt), utilizan para su propulsión su motor eléctrico, mientras el térmico se encarga exclusivamente de accionar un generador para producir electricidad. Sin embargo, el Outlander PHEV puede funcionar en serie o en paralelo, ahí radica su originalidad.

Curiosamente no existe caja de cambios, sólo una relación fija. La palanca permite seleccionar cuatro posiciones: D (marcha adelante), R (marcha atrás) N (punto muerto) y B que sirve para seleccionar los niveles de carga regenerativa (6 niveles) cuando se deja de acelerar y los motores eléctricos ofician de generador para cargar la batería.

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle cmabio de marchas

Las tradicionales levas para el cambio situadas al lado del volante también sirven (exclusivamente) para regular dicho nivel de recuperación de energía o, lo que es lo mismo, la retención que producen los motores funcionando como generadores. La posición P o estacionamiento se acciona mediante un botón situado delante de la palanca.

Poner el vehículo en marcha requiere tan solo pulsar otro botón. Detrás de la palanca de cambios van dos pulsadores.

El botón Save sirve para guardar la carga eléctrica y utilizarla posteriormente, por ejemplo al acceder a la ciudad, mientras el EV (Electric Vehicle) propicia el funcionamiento exclusivamente eléctrico, acción que requiere que la batería cuente con carga.

Debajo de la pantalla táctil multimedia se encuentra la tecla Eco, programa que prima el consumo actuando sobre los motores eléctricos, el térmico, el sistema de climatización y el sistema de tracción integral.

Mitsubishi Outlander PHEV: detalle pantalla táctil

Dos motores eléctricos y tracción integral

La factoría híbrida que esconde el Outlander PHEV consta de un motor de gasolina de 2,4 litros (135 CV) conectado al eje delantero, dos motores eléctricos, uno para accionar el eje delantero (82 CV) y otro el trasero (95 CV), un generador y una batería de iones de litio de gran capacidad (13,8 kWh).

La potencia conjunta es de 230 CV. Apuntar que tanto los motores eléctricos como el generador son reversibles, los primeros al dejar de acelerar y el generador sirve para arrancar la mecánica de gasolina. El coche puede funcionar conforme a tres modos.

En condiciones normales, con carga en la batería y a velocidades de hasta 135 km/h, el modo de propulsión es eléctrico. Puede recorrer en este modo hasta 54 kilómetros.

Si se necesita aporte de potencia (adelantamiento o subir una pendiente), el sistema pasa a funcionar en serie, es decir, se pone en marcha el propulsor de gasolina pero para mover exclusivamente el generador (no las ruedas) que carga la batería.

Cuando la batería está descargada o a partir de 135 km/h si tiene carga, el propulsor de gasolina es el responsable de mover el coche impulsando las ruedas delanteras, encargándose los eléctricos de apoyarle cuando se demanda más potencia (funcionamiento en paralelo). La tracción 4x4 no lleva conexión mecánica entre ejes, un botón permite el funcionamiento 4x4 con bloqueo para pisos muy deslizantes. La batería puede cargarse con el coche en funcionamiento mediante la carga regenerativa o bien pulsando la tecla Charge para que el motor de gasolina accione el generador.

Precio Mitsubishi Outlander PHEV

El renovado Mitsubishi Outlander PHEV añade al único nivel de acabado que ofrecía anteriormente, el Kaiteki (el superior de la gama), el nivel Motion de acceso. Los precios respectivos para el Motion y Kaiteki son: 33.295 y 38.120 euros, con todos los descuentos de la marca y concesionario aplicados.

Mitsubishi Outlander PHEV: Detalle asientos

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo