Suzuki Swift Sport
photo_camera Suzuki Swift Sport

Motor

Contacto

Suzuki Swift Sport. Diversión asegurada

Dentro de la gama Suzuki Swift, el Swift Sport se postula como la versión más deportiva gracias a su motor de gasolina turboalimentado de 1,4 litros (140 CV)

Una serie de aditamentos a nivel de carrocería y un interior personalizado le diferencian de sus hermanos de gama. Su brioso propulsor, su ligereza, junto con un afinado chasis promete diversión al volante.

 

Manuel Reyes

El Suzuki Swift es de esos vehículos a los que resulta difícil buscarles competidores, lo cual constituye una ventaja desde el punto de vista comercial. Con 3,89 m de longitud se inscribe en el segmento B, pero es más corto que la mayoría de los integrantes de dicho segmento, que parece se han puesto todos de acuerdo para llevar su longitud hasta los 4 m.

 

El modelo más deportivo de la gama, el Suzuki Swift Sport, monta un propulsor de gasolina turboalimentado de 1,4 litros que desarrolla 140 CV, una cifra de potencia por la que también reivindica cierta exclusividad,  campeando por sus fueros. Entre sus rivales caben citarse modelos como, el Seat Ibiza 1.5 TSI FR (150 CV) o el Ford Fiesta 1.0 EcoBoost ST Line (140 CV).

Si se buscan más rivales, como pueden ser, el Renault Clio RS Energy, el Opel Corsa GSi o el Peugeot 208 GTi, todos ellos tienen potencias que orbitan en torno a los 200 CV, una cifra muy alejada de los 140 CV de Swift Sport.

Con 3, 89 m de longitud y 2,45 m de batalla, esta tercera generación del Suzuki Swift Sport es más bajo y ancho que el anterior, además de sumar 2 cm a la batalla. Cuenta con un maletero de 265 l. Pero uno de sus secretos mejor guardados se encuentra bajo el capó: su motor turboalimentado de gasolina.

Con una arquitectura de 4 cilindros en línea y una cilindrada de 1,4 litros desarrolla una potencia máxima de 140 CV, en tanto el par máximo asciende a 230 Nm. Si se compara esta cifra de potencia con la de su antecesor (136 CV) se comprueba que hay un ligero incremento de tan solo 4 CV. Sin embargo es en el dato de par donde radica la sorpresa que propicia el comportamiento del nuevo Swift Sport, ese contundente a la par que grato empuje que muestra en toda la escala de cuentavueltas, especialmente tanto a medio como a bajo régimen.

El secreto radica en los generosos 230 Nm entre 2.500 y 3.500 rpm, frente a los 160 Nm a 4.400 rpm del anterior modelo, que exigía un uso constante del cambio al objeto de mantener alto el régimen de giro y poder sacar el mayor partido a la mecánica. Ahora cambia radicalmente el comportamiento del coche, no solo debido al notable incremento de 70 Nm en la cifra de par máximo,  sino también porque se consigue mucho antes y se mantiene constante.

Otra de las características que influye positivamente es la ligereza, puesto que firma un peso en vacío de 975 kg, 80 kg menos con respecto a su antecesor. Una rebaja muy significativa en lo cuantitativo para un coche del segmento B. Evidentemente otro de los grandes beneficiados es el consumo: 5,6 l/100 km en ciclo combinado homologado. Todas estas cualidades propician que el Swift Sport se mueva con mucha agilidad.

Pero es en las zonas con abundantes curvas donde regalará a su conductor unas agradables sensaciones aderezadas con unos modales muy nobles. Tanto el tacto de la dirección como el del cambio, manual de 6 velocidades y con unos recorridos de palanca cortos y precisos, invitan a rodar deprisa. 

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

A pesar de lo delicioso que resulta el manejo del cambio, incitando al conductor a hacer un uso intensivo del mismo, no será necesario para mantener un fuerte ritmo de marcha en los trazados más sinuosos dado el gran empuje del propulsor en cualquier zona del cuentarrevoluciones.

Por mucho que caiga la aguja, la presión sobre al acelerador ofrecerá una respuesta inmediata, sin necesidad de insertar la marcha inferior. La velocidad máxima es de 210 km/h, mientras invierte 8,1 s en pasar de 0 a 100 km/h.

El aspecto del Suzuki Swift Sport de inmediato le delata, pone sobre la mesa su vocación deportiva. Un aspecto que le distingue de sus hermanos de gama por incorporar a nivel de carrocería una serie de elementos  específicos como, los exclusivos paragolpes,  una parrilla distinta, el alerón trasero, la doble salida de escape y las llantas de 17 pulgadas con neumáticos 195/45.

Llaman la atención las piezas confeccionadas en un material que imita la fibra de carbono, en concreto, los estribos, la parte inferior del paragolpes trasero y el perfil que remata el spoiler delantero. Hay disponibles un total de siete colores para la carrocería, seis de ellos compartidos con el resto de la gama y uno exclusivo, el amarillo denominado “Champion Yellow”.

En el interior asimismo se percibe un toque racing, cobrando especial relevancia el contraste entre el negro piano y el rojo de las molduras, así como los pespuntes en rojo en el volante y asientos.  El cuadro de instrumentos es específico, cuenta con dos indicadores adicionales que facilitan información de la presión de sobrealimentación y de la temperatura del aceite del motor.

La pantalla táctil del sistema multimedia es de 7 pulgadas. Permite utilizar las aplicaciones del Smartphone  a través de la misma gracias a la función mirror link. En referencia a los asientos se pueden tildar de deportivos tanto por aspecto como por funcionalidad, puesto que son muy envolventes y sujetan muy bien el cuerpo.

Respecto al equipamiento de serie es muy rico. Entre los elementos más importantes incluye: control predictivo de frenada, alerta de cambio de carril, alerta antifatiga,  asistente de cambio de luces, asistente de cambio de carril, cámara de visión trasera, faros y luces diurnas de led, faros antiniebla,  retrovisores eléctricos y calefactados, climatizador automático,  navegador, y asientos delanteros calefactables.

El Suzuki Swift Sport está a la venta por 19.370 euros, ya descontados los 2.000 euros de la campaña de lanzamiento, mientras la garantía que ofrece es de 5 años.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?