suiza
photo_camerasuiza

Negocio

Cómo crear una empresa en Suiza

Algunos organismos oficiales como la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España asesoran en la internacionalización de las empresas españolas y a su implantación en el mercado suizo

Los españoles, como miembros de la Unión Europea, tienen derecho a establecer empresas en Suiza. Sin embargo, la creación de una sociedad en el cuarto país más rico del mundo requiere numerosos trámites e inscripciones, algunos de ellos poco conocidos que solo es posible gestionarlos por expertos que dominan el proceso y las particularidades.

Por ejemplo: inscribir la empresa en los distintos organismos sociales obligatorios que, a menudo, son desconocidos por los empresarios; asesoramiento personalizado tanto jurídico como fiscal adaptado para elegir la estructura jurídica apropiada y contacto regular con entidades administrativas, fiscales y sociales. Se trata de conocer perfectamente el papel de cada uno de estos organismos y, sobre todo, de dominar este campo.

Mercado suizo  

Algunos organismos oficiales como la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España asesoran en la internacionalización de las empresas españolas y a su implantación en el mercado suizo.

Esta oficina forma parte de ICEX España Exportación e Inversiones, que depende del Ministerio de Economía de España y que es una entidad pública empresarial que promueve la internacionalización de las empresas españolas.

Así mismo, el Ministerio de Trabajo informa también de los trámites a seguir para crear una empresa en Suiza.

Externalización de los servicios

Sin embargo, muchos empresarios españoles están optando por externalizar todos los trámites en la creación de un negocio en Suiza y contratan los servicios de empresas fiduciarias como RISTER Sàrl cuya actividad exclusiva es la representación fiscal en Suiza para compañías internacionales y la constitución y administración de recursos humanos, legales, finanzas, contabilidad e impuestos.

¿Cuáles son los principales pasos para crear una empresa en Suiza?

En primer lugar, es necesario saber que todas las sociedades suizas deben estar representadas por, al menos, una persona con residencia en el país. Algunas empresas fiduciarias también ofrecen sus servicios para asumir el papel de administrador de esa sociedad o gerente, que se limita a una función de responsable administrativo y no participa en la actividad operativa de la empresa.

Una vez determinado quien representará la empresa en Suiza, hay elegir bien la forma jurídica que tendrá (sociedad anónima, de responsabilidad limitada etc.)

Aunque, según el Ministerio de Trabajo, es relativamente fácil constituir una empresa en Suiza, se requiere una serie de permisos especiales establecidos por la legislación nacional o cantonal e inscribirla en los organismos oficiales obligatorios.

Otro punto importante es conocer las ayudas y determinar el tipo de financiación. Suiza no se caracteriza por ser un país que concede importantes ayudas económicas para la creación de empresas, pero sí existen un gran número de instituciones y organizaciones que pueden prestar ayuda en la fase de creación de la compañía.

Creación y domiciliaciones de sociedades en Suiza

Una vez que se ha determinado la forma jurídica, los permisos y la financiación, se procederá a tramitar la creación de la empresa, un trabajo burocrático que conlleva emplear una cantidad de tiempo ingente.

El empresario bien puede realizar todos estos trámites por su cuenta a través de la Secretaría de Estado de Economía que dispone de una ventanilla única virtual en diferentes lenguas, o bien, puede externalizar y dejar esta parte en manos de profesionales quienes les ayudarán por ejemplo, a domiciliar la empresa en Suiza.

La ventaja de domiciliar una empresa permite a una sociedad fijar su sede social en Suiza con el fin de beneficiarse de varias ventajas notables. Es una solución a la cual recurren numerosas empresas que se establecen en el país por diversas razones tales como la necesidad de flexibilidad, o incluso para disfrutar de una fiscalidad ventajosa.

Las fórmulas de domiciliación en Suiza están acompañadas de servicios adicionales como transferencia del correo recibido (que será enviado a la dirección de su elección), gestión de llamadas telefónicas para garantizar la recepción y el servicio de reenvío de correspondencia.

Contabilidad y administración

Una vez que se hayan realizado todos los trámites necesarios para constituir el negocio en Suiza, la empresa comenzará a funcionar como cualquier otra ajustándose a las leyes tanto nacionales como locales.

Para ello deberá conocer la regulación del país cantón en la gestión de la empresa: contabilidad, declaración del IVA en Suiza y Europa, Representación fiscal para el IVA en Suiza, permiso de trabajo, etc.

Por último, el empresario también debe asesorarse sobre la regulación a la hora de contratar trabajadores, establecer unas condiciones de trabajo apropiadas para garantizar la seguridad y salud de los empleados, concertar seguros necesarios relacionados con la actividad empresarial, el régimen fiscal aplicable y los impuestos que deben pagarse que dependerán de la forma jurídica que adopte la empresa.

“Algunos empresarios deciden externalizar y delegar la contabilidad y administración de su empresa para dedicarse enteramente a las actividades propias del negocio. El empresario siempre mantendrá un control diario del mismo”, explican desde la dirección de la empresa fiduciaria Rister.

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?