Opinan los socios de ECD

Pegasus-grifos (II Parte): Las múltiples razones del legítimo espionaje

La nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, saludando a su predecesora, Paz Esteban.
photo_camera La nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, saludando a su predecesora, Paz Esteban.

Callaron tirios, troyanos y enanos, cuando Macarena Olona espetó en sede parlamentaria a los inquisitivos separatistas, -en referencia a las supuestas irregularidades detectadas a  políticos, tanto del proces, como posteriores, así como a los sucesivos presidentes de la Generalitat, incluyendo también al anterior Presidente del Parlament-. ¿Cuál es el problema?  “Poco  les han espiado.”

  Era obvio, acorde a la normativa de aplicación, Ley 11/2002 de 6-5, reguladora del C.N.I., de desarrollo de la Ley Orgánica 2/2002 de 7-5, - que adecúa la anterior normativa a los preceptos constitucionales vigentes, en una regulación análoga a los países de nuestro entorno-, que establece en su Exposición de motivos:

  “La sociedad española, demanda unos servicios de inteligencia eficaces, especializados y modernos, capaces de afrontar los nuevos retos en el escenario nacional e internacional”.

 El objeto: Art. 1: la principal función es promocionar al gobierno la información necesaria tanto para prevenir,  o evitar todo riesgo y amenaza que afecte a la independencia e integridad de España.

 Funciones: Art. 4.b): prevenir, detectar y neutralizar actividades de grupos, o personas, nacionales o extranjeras que atenten contra el ordenamiento constitucional, derechos y libertades, soberanía, seguridad del Estado así como a la “estabilidad de las instituciones”.

 Es meridianamente claro en definitiva, que con acreditado control judicial del Tribunal Supremo, estaría más que justificadas dichas escuchas a personas y partidos políticos, cuya única actividad, en vez de gestionar sus obligaciones públicas que les exige el Art. 9 y concordantes de la  C.E., centran prácticamente su única lamentable y mísera actividad, en intentar alterar el orden social y jurídico previamente adoptado por esa misma sociedad en una plena democracia  (la 23ª mejor catalogada internacionalmente, que hubiese continuado siendo la 17ª, si no fuese precisamente por esa actividad separatista, la alta corrupción y la no renovación del Consejo del Poder Judicial). Dicha actividad ilícita, que sobrepasó el legítimo juego democrático, pudo constatarse en la Sentencia firme del T.S. referente a la sedición del 1-O; y que contra toda lógica humana y jurídica, siguen persistiendo obcecadamente e empecinadamente en sus graves actos: desafiando a los Tribunales, manipulando instituciones, conspirando para una nueva “intentona”, dilapidando el potencial empresarial que tiene que huir a otras regiones buscando seguridad jurídica y evitando así el conflicto social, provocado solo  por estos potenciales “delincuentes” disfrazados de políticos, algunos ya sentenciados en firme. Y lo hacen, de la manera  qué mejor lo saben hacer en su clara impericia: con el estandarte del “ridículo”, que a veces, hasta da la impresión que estamos  en la pista central de un verdadero circo, ridículo  que es lo único que Josep Tarradellas decía que no se podía permitir en política. Si hay alguna duda, observemos el ejemplo notorio obrante en los periódicos de fecha 27-10-2021, referidos a  las actividades en las que se afanan estos  “supuestos” políticos con unos sueldos diametralmente discordantes con su clara más que cuestionable capacidad, donde se priman esencialmente a los más fanáticos e ineptos   -mientras el resto de españoles se dedican a trabajar en paz y pagar sus impuestos-,  y que cada cual saque sus propias  conclusiones, y deduzca si dichas escuchas, una vez oportunamente autorizadas en derecho, tienen o no su razón de ser:

 - El President Pere Aragonès, se niega a asistir a la cumbre  empresarial en Zaragoza, donde acudirán todos los presidentes autonómicos de Baleares, Valencia y Aragón. No es una novedad, lo hace con todas las reuniones de presidentes autonómicos, pues su fuerte, parece ser que no es el menú, y prefiere a la “carta” en una más que cuestionada superioridad que pretende hacer gala para perjuicio exclusivo de Cataluña  y sus intereses e imagen tanto a nivel nacional como internacional. El desaire a la propia Corona en sus visitas también  es habitual, institución contra la que conspiran constantemente por ser precisamente la cúpula del pilar básico que quieren derribar.

- La Presidenta del Parlament, Laura Borràs, “la bien pagá”- como diría la canción- con una modesta nomina anual de 155.000 euros (mientras el Presidente del Gobierno no llega a 86.000) aún se permite decir  que se queda corto el sueldecito, pues “hay  cosas que no tienen precio” según dijo expresamente en TV3, supongo que se refiere a las peligrosas actividades por las cuales está siendo judicialmente procesada, quien intentó sin éxito ante los suyos, hacer un blindaje para retrasar su  afectación institucional ante los supuestos graves hechos por los que está siendo investigada en caso de apertura del juicio oral.

- La detención del Vicepresidente del Parlament, Josep Costa por no presentarse a declarar ante el T.S.J.C. por su responsabilidad en los hechos de noviembre de 2.019, resultado de  tramitar ilegalmente la autodeterminación y reprobación de la monarquía, quien niega legitimidad al Tribunal, siendo acompañado y respaldado “in extremis” por la plana mayor del Gobierno catalán (exacta actitud de rebeldía  que en  la primera declaración de Mas en su día).

 

- El intento de la C.U.P., por pretender instaurar un ilegal órgano administrativo sancionador de posibles  irregularidades de los Mozos de Escuadra, como un supuesto mecanismo “ajeno y excluido del control judicial” que fuese además más rápido, que más bien nos recuerda a los Tribunales de orden público franquistas, proscritos además por el Art. 26 de la Constitución española. Actitud antidemocrática  preocupante si tenemos además en cuenta que no hace mucho, exigían que no intervinieran ni en desahucios ni en manifestaciones independentistas.

- La votación en el Parlament de no apoyar a los Mozos de Escuadra en cuanto autoridad pública respecto a los graves ataques y falta de autoridad que están sufriendo en la calle, en buena parte motivado por esa impericia, manipulación y desprecio que precisamente hacen gala tales políticos, restándoles así la necesaria credibilidad en sus claras competencias en orden público, jugando con el cuerpo policial, como un niño lo haría con un juguete.

- El increíble aval que forzaron para  hacer precisamente  que con  dinero público, se  amparasen de responsabilidades patrimoniales resultado de sus posible propios actos ilícitos como políticos, todo ello  en aras a una supuesta “libertad” de acción y  así aprovecharlo- a modo de carambola para burlar lo  reclamado por el Tribunal de cuentas a los 34 investigados del proces-, órgano administrativo  de forma aún más increíble al final lo autorizó.

- En TV3, pagada por todos pero de radicalismo separatista  y subjetivismo extremo, verdadera fábrica de crear odio y división social,  quienes  descartaron en último momento hacer unas extrañas bromas sexuales de la Reina y su hija Leonor, una menor en suma con unos derechos fundamentales implicados innegables y que aun así se permite  apoyar JXCat, partido anteriormente de derechas (CiU) y que actualmente es  incluso más radical que la propia CUP.

- El acoso mafioso institucional contra la libertad de cátedra a los docentes que imparten sus clases en castellano; la persecución y agresión al  alumnado constitucional (casos varios contra las carpas de S.C.C.); el espionaje con dinero público de las conversaciones de los niños en los patios de recreo, no querer aplicar el 25% del castellano en las aulas…

  Si a lo anterior, ocurrido recordemos en un “solo día”, le sumamos los cientos de dislates, los contactos con el mundo israelita, las conversaciones y negociaciones con Rusia (traición y consecuentes elementos de espionaje notorios en definitiva con potencias extranjeras), la misma acción ilegal exterior contra el Estado, la  conclusión es clara, pues efectivamente, “ les han espiado poco”; razón tal vez, por  la que la práctica generalidad de españoles, según diversas encuestas, no se muestran en desacuerdo con dicho proceder del CNI y demás centros de inteligencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. No por casualidad, el peligro taliban y nacionalista, son los principales focos de atención de la generalidad de centros de inteligencia mundiales. El consenso, es  en definitiva global.

 Ante este esperpéntico panorama diario digno de “Luces de Bohemia”, no es de extrañar según la encuesta CEO., que más del 70% de la población catalana de la espalda a esa extraña actividad institucional; que más del 60% no siga debate alguno ni le interese lo que haga o diga el  Parlament o la Generalitat, pues no se sienten representados por dichas instituciones y su alocada y persistente hoja de ruta, pese a que ellos, como buenos tiranos de manual digan que representan a toda Cataluña, quienes a la “segunda” ocasión que se imponga certeramente y con plena autoridad el Estado social democrático de derecho, no podrán alegar que no se les dio una salida honorable, la cual obviamente están neciamente dilapidando.

  Es obvio que este pataleo, digno del mayor ladrón que cree que todo el mundo es de su condición, es simplemente para intentar excitar a los  ya  muy extenuados  ingenuos que aun cándidamente les votan, - no por azar en las ultimas urnas, se esfumaron la friolera de 700.000 votos- y cuyo fin último, es continuar como el hámster girando la rueda que no va a ninguna parte en el “statu quo” internacional vigente, pero que si representa sus “modus vivendi “; pues además,  no se olvide que algunos de  ellos están investigados precisamente por hacer espionaje contra centenares de personas, sin cobertura legal alguna; por lo que la única explicación, está ingenuamente en poder acceder a los secretos de Estado, aprovechando que el Pisuerga  pasa por Valladolid. Es su peculiar  ADN, ¡lástima que no fueran galgos!, al margen que no existe la anhelada meta, ni se les espera, salvo en la onírica Ítaca claro.

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes