Otros

Cómo mantener tu spa siempre a punto

Para obtener los beneficios que reporta este tipo de terapia de relajación

Spa.
photo_camera Spa.

Imagina llegar a casa después de un largo ajetreado día de trabajo y tener la oportunidad de relajarte en un hidromasaje. Cada vez hay más personas que deciden instalar un spa en su hogar, por los beneficios que reporta este tipo de terapia de relajación. Por supuesto, para sacar el máximo provecho a estas instalaciones, es necesario hacerles un buen mantenimiento; ¿cómo hacerlo?

Tener un Spa en casa requiere de ciertas medidas de mantenimiento

SpaDenicor se ha ganado la confianza de sus clientes, porque, además de ofrecer Spas a precios económicos, brindan asesoramiento sobre el uso y mantenimiento de los mismos. Esta empresa aconseja que quienes instalen un spa en casa, cuentan además con productos que aseguren un buen mantenimiento; así garantizan que la vida útil del mismo sea mayor. Para que tu Spa siempre esté a punto, será necesario que atiendas los siguientes puntos:

El agua

Esta es la estrella protagonista del Spa y requiere de atención constante. Siempre ha de estar clara, con buen olor y a un nivel de pH adecuado para no dañar tu piel. Para lograr que estas características siempre estén ajustadas de manera correcta, será necesario renovar el agua. Aun si el agua no se muestre turbia o maloliente, lo ideal es hacer el cambio cada cierto tiempo.

Hacer tratamiento al agua es fundamental para evitar la proliferación de microorganismos que puedan afectar la piel de los usuarios del Spa. Hay diversos productos que pueden usarse, como el cloro, el oxígeno activo, ozono o rayos UVA, entre otros. Y durante su mantenimiento se puede hacer la medición de estos desinfectantes, para asegurar que el agua esté en condiciones equilibradas para hacer que el Spa tenga una durabilidad mayor.

Si se utilizan sustancias químicas, la limpieza del Spa y el tratamiento del agua debe hacerse de forma segura. No es recomendable dejar la cubierta del Spa, para evitar que se acumulen gases tóxicos; más bien, se recomienda quitar la misma cuando se haga el tratamiento con químicos. Además, nunca debes mezclar soluciones químicas, para evitar reacciones indeseables y tóxicas para el organismo.

Filtro y cartucho

Otro componente del Spa que requiere mantenimiento es el filtro, del cual debes tener algunas consideraciones especiales. Por ejemplo, es recomendable que se encienda la filtración de manera regular y por unas horas. También debe hacerse el lavado y cambio del cartucho, para que el funcionamiento del filtro sea óptimo; la idea es que cada semana se haga una limpieza, y cambio en caso de necesitarse.

Las partículas de polvo y otros residuos pueden acumularse en el fondo de tu Spa y dañar el funcionamiento del mismo. Para evitar esto y que puedas disfrutar de tener un buen equipo de hidromasaje en casa, lo más recomendable es hacer un mantenimiento adecuado y periódico.

De no hacer este mantenimiento, es posible que aparezcan gérmenes que pongan en riesgo la salud de quienes lo usen. Por eso, es imprescindible hacer un buen tratamiento del agua, renovar el cartucho e incluso cambiar el filtro. De ser así, podrás usar el Spa sin problemas, y aprovechar todas sus prestaciones.

 

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?