Patrocinados

Por qué deberíamos unirnos al 'crowdfunding' inmobiliario

Por qué deberíamos unirnos al 'crowdfunding' inmobiliario
photo_cameraPor qué deberíamos unirnos al 'crowdfunding' inmobiliario

Si una cosa ha conseguido la crisis financiera durante los últimos años es la capacidad -por parte de compañías y empresarios- de buscar otras maneras de obtener liquidez para llevar a cabo negocios que ofrezcan rentabilidad. Una de ellas es el 'crowdfunding' inmobiliario en donde empresas como Inveslar permiten invertir en la compra de inmuebles con el fin de obtener beneficios a través del alquiler así como en el momento de la venta.

Renovarse o morir. Esa es la premisa que interiorizan multitud de inversores que intentan huir de las inversiones tradicionales y se animan a probar otra forma de obtener rentabilidad. A través de ellas, cualquier persona puede acceder a este sector y adquirir beneficios de sus ahorros.

Y es que una de las peculiaridades que ofrece esta nueva forma de invertir en activos inmobiliarios -más allá de la posibilidad de financiar un proyecto entre varias personas- es el crowdlending inmobiliario. Gracias a este modelo existe la posibilidad de que particulares y empresas lleven a cabo préstamos de una forma más eficiente y práctica, más allá de las entidades tradicionales.

Una de estas empresas que lo ofrece es Inveslar, una plataforma inmobiliaria que pone a disposición de los inversores la posibilidad de participar en este tipo de productos a partir de una pequeña inversión.

La compañía ha desarrollado múltiples proyectos desde 2016. Actualmente, uno de los activos que están a disposición de los inversores es Gran Vía IN, un despacho de 15 metros cuadrados en el centro de Barcelona capaz de derretir el corazón de cualquiera.


El inmueble es completamente diáfano y la luz natural lo inunda a través de sus grandes ventanales.  Esto último no sólo supone un reclamo para muchas de las personas que se encuentran buscando un estudio que alquilar, sino que esto se traduce también en un ahorro energético considerable.

La cantidad mínima para invertir en este proyecto es de 100 euros. En el caso de Gran Vía IN, la rentabilidad objetivo anual es del 9,71%, un 4,76% se obtendrá mensualmente por alquiler y al finalizar el año se sumará un 4,95% por revalorización.

Cada proyecto posee su importe de financiación y periodo de tiempo específicos para llevarlo a cabo. El despacho en el corazón de Barcelona se financiará con 59.000 euros, estando ya recaudado más de un 80%.

Alquiler inmediato y mercado secundario

Por otro lado, la compañía tiene previsto ofrecer un mercado secundario o Marketplace en el que los inversores podrán ofrecer la venta de los títulos para otorgarle liquidez a su inversión.

Para evitar uno de los riesgos al cual se enfrenta el inversor en este tipo de operaciones, como es el de la morosidad del alquiler, la compañía ha desarrollado un servicio de “alquiler inmediato” en el que Inveslar se compromete a otorgar la rentabilidad objetivo por alquiler a sus inversores durante un año, una vez se haya completado su financiación, sin tener que esperar a que el activo disponga de un inquilino.

Por lo tanto, una vez más parece que la tecnología y las alternativas de inversión se están haciendo su hueco dentro de los diferentes sectores del panorama económico. El 'crowdfunding' inmobiliario se ha posicionado como una forma de realizar inversiones con la mayor rentabilidad.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo