Política

Mariano Rajoy está “hasta las narices” de Mayor Oreja y sus ‘conspiradores’ “con la que está cayendo”. Llaman a directores para atacar a Fernández Díaz y pedir ser entrevistados

Mariano Rajoy está cansado de las críticas de Jaime Mayor Oreja y sus adláteres contra la política antiterrorista del Gobierno. Está "hasta las narices", es la expresión exacta que utilizan personas que hablan habitualmente con el presidente. Considera que se trata de una actitud inadmisible "con la que está cayendo" en el país y los problemas que por ello tiene que afrontar el Ejecutivo.

El presidente del Gobierno se encuentra perfectamente al tanto de las maniobras que está empleando el eurodiputado, junto con Ignacio Astarloa y Alejo Vidal Quadras, para torpedear la gestión de Jorge Fernández Díaz. En el Gobierno les llaman ‘los conspiradores’.

Tal como se contó en estas páginas, el propio ministro del Interior habla de un ‘persecución’léalo aquí-, sobre todo tras decidir la excarcelación del etarra Bolinaga. Cree, incluso, que José María Aznar podría estar detrás de todo.

“Está harto”

El presidente del Gobierno viene siguiendo muy de cerca la crisis interna que se vive en su partido por las actuaciones de ese grupo. A través de su equipo de colaboradores, recibe información puntual de todo lo que dicen y hacen en la sombra los miembros del grupo liderado por Jaime Mayor Oreja, los ‘conspiradores’.

Fuentes con acceso habitual a Mariano Rajoy, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, afirman que el presidente, y líder del PP, “está harto” de las críticas que está recibiendo su amigo el ministro del Interior, y de rebote el Gobierno y el propio presidente.

Está hasta las narices”, precisa una persona de su confianza.

“Con la que está cayendo”

El presidente del Gobierno mantiene con Fernández Díaz desde hace años una estrecha relación personal, y defiende sin fisuras las decisiones que ha ido tomando desde que se hizo cargo de la cartera de Interior.

Mariano Rajoy ha reconocido a los suyos que no entiende de ninguna manera que, “con la que está cayendo”, con la situación que vive este país y que debe afrontar el Gobierno, se estén produciendo ese tipo de rebeliones en su partido, con Mayor Oreja a la cabeza.

Lo mejor es que se callen”, ha llegado a comentar a una persona de su entorno, y que “se centren en colaborar para sacar a España de la crisis”.

Las maniobras

 

En el Gobierno disponen de información precisa y detallada sobre los movimientos que están realizando Jaime Mayor Oreja y su gente para tratar de derribar al ministro del Interior.

Según las fuentes gubernamentales consultadas por ECD, los datos que manejan es que lo están haciendo sobre todo en dos frentes:

-- Víctimas. Las fuentes consultadas aseguran que los “conspiradores” están agitando a algunas víctimas del terrorismo para que salgan públicamente a criticar a Jorge Fernández Díaz.

-- Mediático. El grupo liderado por Jaime Mayor Oreja se ha puesto en contacto con algunos directores de medios de comunicación para pedir ser entrevistados o hacer declaraciones. Lo han repetido en los últimos días. La mayoría de los medios, sin embargo, no han aceptado esas propuestas.

Mayor Oreja “vive de ETA”

Las fuentes cercanas a Rajoy consultadas por ECD aseguran que las maniobras que están empleando los ‘conspiradores’ esconden un único objetivo: tener “protagonismo mediático”.

Una de las personas que mejor conoce al presidente del Gobierno, y que habla con él habitualmente, se pronuncia en estos términos:

-- ¿Tú has visto a Mayor Oreja hablar de otra cosa que no sea ETA?

-- Vive de ETA, del terrorismo. Es eurodiputado pero ¿tú le has oído hacer una propuesta sobre cómo mejorar la Unión Europea? Nunca.

-- Es abyecto decir que el Gobierno vaya a seguir la hoja de ruta de ETA.

No entienden a Mayor Oreja

En Moncloa no terminan de explicarse por qué Jaime Mayor Oreja ha criticado especialmente la excarcelación del etarra Bolinaga. “Se han aplicado normas que se aprobaron cuando él era ministro”, remachan desde el entorno del presidente.

Añaden, además, que Ángel Yuste, secretario general de Instituciones Penitenciarias, que ha tramitado el expediente de Bolinaga, ocupaba ese mismo cargo en la etapa de Mayor Oreja.

Se trata de un experimentado funcionario de prisiones, pero que además conoce muy de cerca el sufrimiento que padeció Ortega Lara, del que es amigo personal. Sus decisiones sobre Bolinaga, por tanto, no son irracionales ni improvisadas.

Solo encuentran una explicación a la ofensiva abierta contra Fernández Díaz: ser ministro del Interior es “un cargo muy codiciado”, y la decisión de Rajoy de nombrarle a él no sentó nada bien al sector de Mayor Oreja.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes