Política

Le afean que prefiera el cargo más cómodo

Militantes del PSOE reaccionan contra el candidato sanchista ‘desertor’ en Albacete: “Quiere seguir pisando moqueta”

Critican a Manuel González Ramos: sonó como alternativa a García-Page, optó por presentarse sólo a las primarias provinciales y al final se marcha a la Ejecutiva federal en Madrid

Pedro Sánchez y Manuel González Ramos.
photo_cameraPedro Sánchez y Manuel González Ramos.

Decepción entre parte de los militantes socialistas de Albacete. Los “sanchistas”, los más afines al reelegido secretario general del PSOE a nivel nacional, se han quedado de pronto sin su líder provincial, Manuel González Ramos, que por incompatibilidades se marcha a Madrid.

Un sector de las bases del Partido Socialista en la provincia de Albacete se ha llevado un verdadero chasco con su hasta ahora líder, Manuel González Ramos, según denuncian en un documento que están haciendo circular entre la militancia y al que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

Manuel González Ramos fue el cargo orgánico del PSOE castellanomanchego que más firmemente se decantó por Pedro Sánchez, en una federación cuyos dirigentes, con Emiliano García-Page a la cabeza, apoyaron mayoritariamente a Susana Díaz en la batalla por el liderazgo del partido.

González Ramos eran secretario general del PSOE en la provincia de Albacete, y el pasado mes de diciembre anunció su intención de presentarse a la reelección. Sin embargo, en los últimos meses su nombre ha estado encima de la mesa para un puesto superior: el liderazgo del Partido Socialista a nivel regional.

Fue tanteado como candidato contra García-Page

El apoyo de García-Page a Susana Díaz provocó que muchos partidarios de Pedro Sánchez en Castilla-La Mancha buscaran una alternativa para descabalgar al presidente de la Junta de su cargo orgánico. Y se fijaron en Manuel González Ramos, que fue muy activo en la recogida de avales a favor de Sánchez.

Los militantes “sanchistas” pusieron sus esperanzas en este diputado en el Congreso, que sin embargo rechazó dar el paso a las primarias autonómicas. González Ramos proclamó públicamente su lealtad a García-Page, y siguió afirmando que su única aspiración era seguir como secretario general en Albacete.

Esta semana Manuel González Ramos ha anunciado su marcha a Madrid: fue elegido para hacrse cargo del área de Agricultura, Ganadería y Pesca en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, y por las normas de incompatibilidades de cargos ha decidido renunciar al lideragzo en la provincia de Albacete.

Eso, según ha podido saber ECD, ha terminado de indignar a un sector de la militancia que había apoyado a González Ramos en estos meses y que confiaba en que siguiera al frente del partido provincial.

Ha dado la espantada”, “prefiere pisar moqueta”...

“Ha elegido Madrid, la alta política”, lamentan algunos afiliados que están haciendo circular un escrito con un buen número de reproches hacia este diputado en el Congreso. Le acusan de optar por el cargo en la Ejecutiva y de diputado nacional, “el más cómodo, el que más relaciones le granjea y más dinero le reporta”.

Los militantes “sanchistas” de Albacete critican también a Manuel González Ramos de no haberles comunicado nada en los últimos días e incluso semanas, de no haber dado pistas y finalmente haber optado por “dar la espantada”.

Encima, añaden, se va señalando a su secretario de Organización y presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Caballero, como sucesor, sin haberlo consultado tampoco entre sus partidarios, aquellos que le trataron de impulsar para el congreso de Castilla-La Mancha y ahora estaban dispuestos a trabajar en su candidatura en el congreso provincial. Todo, según lamentan ellos, “para seguir su vida política pisando moqueta”.

Lo que ya ocurrió en 2015

Lo llamativo es que quienes ahora se confiesan desencantados con Manuel González Ramos, pero que le iban a apoyar en este proceso interno, recuerdan que no es la primera vez que éste “prefiere la comodidad de un puesto en Madrid”. Recuerdan que en 2015 rechazó ser candidato a la alcaldía de Albacete porque prefería presentarse como cabeza de lista al Congreso por esa provincia.

El PSOE perdió las elecciones municipales y varios cargos orgánicos le reprocgaron su “falta de compromiso”: “El capitán abandonó el barco dejando dentro a la tripulación”, llegaron a decir entonces.

Ahora, la duda en el PSOE de Albacete es si la incompatibilidad de cargos de Manuel González Ramos le permite aún seguir como secretario general hasta que lo deje en el congreso, o si se debe nombrar ya una gestora que se haga cargo del partido en su lugar durante estos meses.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?