Política

Se descubrirán las alianzas y pactos ocultos

Sáenz de Santamaría y Casado tendrán que desvelar sus ejecutivas antes de ser votados

Los candidatos preferían que primero se eligiera al presidente y después se anunciara la composición de su equipo, pero el comité organizador lo ha rechazado

Soraya Saénz de Santamaría y Pablo Casado.
photo_cameraSoraya Saénz de Santamaría y Pablo Casado.

Los compromisarios del congreso extraordinario del PP sabrán, antes de votar por Soraya Sáenz de Santamaría o Pablo Casado, quiénes integrarán las ejecutivas de ambos candidatos en caso de ser elegidos para presidir el partido. Un escenario, confirmado por la comisión organizadora, que querían evitar ambos aspirantes.

Según explican al Confidencial Digital desde ambas candidaturas, tanto la ex vicepresidenta del Gobierno como el ex vicesecretario de Comunicación no veían con muy buenos ojos tener que desvelar quiénes formarían parte de su equipo de alcanzar la presidencia. Una postura que ambos transmitieron a Génova.

Tanto Sáenz de Santamaría como Casado están inmersos, estos días, en lograr el mayor número de apoyos posible de cara al congreso. Y, para conseguirlo, sus equipos están teniendo que tender la mano a ciertos cargos que aspiran a entrar en la nueva ejecutiva del partido. Por tanto, el hecho de que se conozca, antes de la votación, con quién cuenta cada uno es más que relevante.

De hecho, tal y como explica a ECD un alto cargo del partido, los compromisarios sabrán, antes de votar, no solo si van a estar ellos mismos presentes en la ejecutiva de uno y otro, sino los pactos y las alianzas que se hayan alcanzado en los días previos. Un escenario que puede “quitar votos que ambos daban por seguros”.

La comisión organizadora, inflexible

Las fuentes consultadas por este diario afirman que en la sede nacional del partido conocían esta postura de ambos candidatos. No obstante, la comisión organizadora del congreso extraordinario, con Luis de Grandes a la cabeza, se ha mantenido inflexible.

Desde Génova confirman que el próximo sábado, a las 9 y media de la mañana, los dos aspirantes deberán registrar sus candidaturas, con una lista en la que estarán los integrantes de los órganos de dirección del partido que serían designados de ganar la votación: “Junto a su nombre, aparecerán los candidatos al Comité Ejecutivo, unas 25 personas, y a la Junta Directiva, unas 35”.

La postura de la comisión se confirmó en la última reunión celebrada ayer, en la que también se propuso a Ana Pastor como presidenta del congreso extraordinario. Una propuesta que se votará a partir de las cuatro y media de la tarde del viernes.

La Mesa del congreso, que tendrá una representación territorial, estará compuesta por 23 miembros: 1 presidente, 2 vicepresidentes, 2 secretarios y 18 vocales. La propuesta completa será votada por el plenario del congreso antes del inicio.

Asimismo, durante la reunión celebrada ayer, se ratificó el horario definitivo del cónclave, que había sido aprobado la semana pasada por la Permanente de la comisión organizadora; y será la Mesa del Congreso quien determine, por sorteo, el orden de intervención de los candidatos cuando corresponda.

Sobre las peticiones de los candidatos de cambiar el método de votación, Luis De Grandes, ha insistido en que la comisión tiene que cumplir las normas establecidas y no puede hacer cambios ni innovaciones fuera del Reglamento Marco y del Reglamento del Congreso.

Así las cosas, se ha ratificado que las votaciones de compromisarios se realizarán en 25 mesas, por orden alfabético, y se dispondrán cabinas para garantizar la confidencialidad de los votantes. La comisión designará cada uno de los presidentes de mesa de votación, que estarán asistidos por dos vocales, elegidos cada uno de ellos por las candidaturas.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo