Política

Amnistía de Pedro Sánchez a Susana Díaz por dos años

El presidente le ha ofrecido mantenerse al frente del PSOE andaluz hasta el próximo congreso regional a cambio de que Ferraz designe con total autonomía a los componentes de las diputaciones provinciales

Susana Díaz y Pedro Sánchez.
photo_camera Susana Díaz y Pedro Sánchez.

El pasado lunes, apenas unas horas después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, Pedro Sánchez y Susana Díaz mantuvieron en Moncloa un encuentro que pocos preveían. Tras el mismo, se ha contado que el presidente ofreció a la andaluza entrar en el Gobierno y que ambos han sellado la paz. No obstante, en esa tregua, hay muchos más acuerdos que no han trascendido.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la posibilidad de que la ex presidenta de la Junta sea ministra es nula: “Sánchez no quiere a Podemos en su Gobierno, pero tampoco a Susana”. No obstante, afirman que la lideresa “ha recibido varias ofertas de Madrid”, pero ha rehusado todas.

La propia Díaz no quiso confirmar, ayer miércoles, si el presidente le ofreció entrar en el próximo Ejecutivo. Pero desde su entorno aseguran que, antes de los comicios, desde Ferraz sí se le planteó ir al Senado o, incluso, a Europa. No obstante, añaden, su objetivo siempre fue el mismo: quedarse al frente del PSOE regional.

Dos años de amnistía

Pedro Sánchez, consciente de esa postura, inamovible de Susana Díaz decidió plantearle, el pasado lunes, un nuevo acuerdo: Ferraz blindaría su continuidad al frente de los socialistas andaluces... a cambio de que la federación no pusiera problemas a las decisiones de la ejecutiva nacional.

Desde el entorno de la ex presidenta de la Junta aseguran que el objetivo del presidente del Gobierno y líder del PSOE es evitar una nueva “guerra de listas” como la que se produzco en la confección de las candidaturas a las generales. Ahora, con la composición de las diputaciones aún pendiente, “Sánchez quiere situar allí a sus afines con total libertad”.

A cambio, Sánchez ofrece a Díaz una “amnistía de dos años”, sin la amenaza de forzar, desde Ferraz, un congreso extraordinario para cambiar a la dirección andaluza. Tal y como se comprometió el presidente, “se va a respetar el calendario orgánico” y no habrá otro congreso hasta 2021, “cuando toca”.

“Puede haber cambio de gobierno”

Susana Díaz, afirman sus colaboradores más estrechos, es consciente de que, pasados esos dos años, Sánchez buscará un relevo en el PSOE andaluz. No obstante, desde su equipo afirman que “es tiempo más que suficiente para que pasen cosas”.

En ese sentido, la ex presidenta de la Junta y su ejecutiva no descartan, en absoluto, que el actual gobierno regional de PP y Ciudadanos, apoyado por Vox, explote por los aires en apenas unos meses: “Juanma Moreno y Marín van cada uno por un lado y Vox va a empezar a exigir cosas a cambio de dar respaldo parlamentario”.

La relación entre los tres partidos es “cada vez peor” y, teniendo en cuenta lo inestable del acuerdo sellado a principios de año, “es posible que al final se tengan que celebrar nuevas elecciones autonómicas”.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

Si ese adelanto se en los próximos dos años, “Susana tendrá la oportunidad de recuperar la Junta y, por tanto, seguir al frente del PSOE andaluz”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?