Política

Análisis de los expertos: la encuesta del CIS puede causar una euforia socialista que provoque un fracaso como en Andalucía

Además de la exhumación de Franco y la reacción a la sentencia del 1-O, otro efecto distorsionador es que Tezanos no ha tenido en cuenta la irrupción de Íñigo Errejón como candidato

Tezanos
photo_cameraTezanos

Este martes se ha publicado el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La macroencuesta electoral da la victoria de las elecciones del 10-N a Pedro Sánchez, pronostica una gran subida para el PP y un pinchazo para Cs.

Sin embargo, este barómetro ha sido señalado por el momento en que se hicieron las encuestas: antes de la publicación de la sentencia del procés y los altercados en Cataluña; y antes de la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con Andrés Medina, responsable de la consultora estratégica Grávitas y analista demoscópico y que ha estudiado en profundidad la última encuesta del CIS. Estas son las claves que el especialista resalta:

-- No se ha tenido en cuenta la candidatura de Más País: La mayoría de las encuestas se realizaron antes de que se supiera que el partido de Íñigo Errejón se iba a presentar a las elecciones.

Por lo tanto, fueron pocos los encuestados que tuvieron la oportunidad de mostrar su interés por esta candidatura.

-- Posible vuelco como en Andalucía: Hay demasiada confianza en que Pedro Sánchez va a ganar las elecciones y esto, recuerda Andrés Medina, ya pasó con Susana Díaz. En los pasados comicios autonómicos, la mayoría de andaluces pronosticaban que, la candidata socialista, iba a ser la ganadora.

Esto provocó una desmovilizacion en la izquierda que terminó por dar la victoria al bloque de la derecha. Afirma el experto que este caso se puede trasladar a las elecciones generales del 10-N.

-- Desmovilización del centro derecha: El analista resalta que, en el momento de la encuesta, había más indecisión entre los votantes de centro derecha que entre los votantes de izquierda. Algo inusual ya que la indeterminación suele imperar en el bloque de la izquierda.

-- Cs y PP acortan distancias ideológicas: Los encuestados identifican al partido naranja en la misma franja ideológica que el PP. Esto empeora la situación para Cs ya que la gente piensa que los dos partidos son similares y prefiere votar al más fuerte (PP).

-- Pinchazo de Ciudadanos: Aumenta el rechazo al partido de Albert Rivera, es decir, muchos de los encuestados no votarían nunca a Cs.

Además crece la infidelidad entre sus votantes. Solo 1 de cada 3 votantes de ciudadanos saben que les van a volver a votar y la mitad de ellos está aún en la indecisión.

No obstante, el experto advierte que el partido naranja suele despertar después del debate electoral, es decir, empieza a crecer en los últimos días de campaña.

-- Aumenta la preocupación por el paro: Entre las preocupaciones del electorado disminuye la inquietud por la corrupción y el fraude y crece el miedo al desempleo.

-- La participación bajará en 3 millones de votantes. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?