Política

Pablo Casado indigna a los barones del PP por haberles puenteado con las encuestas electorales

No les ha informado de los nombres que está sondeando como posibles candidatos a comunidades y grandes ayuntamientos

Reunión de Pablo Casado con los presidentes autonómicos del PP.
photo_cameraReunión de Pablo Casado con los presidentes autonómicos del PP.

Pablo Casado contó, en el congreso extraordinario del PP celebrado en julio, con el respaldo de una amplia mayoría de los barones regionales del partido, incluidos los que poseen un importante peso orgánico. No obstante, algunas de las decisiones adoptadas por el nuevo presidente está poniendo a algunos de los que le encumbraron en su contra.

Así lo aseguran al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, a los que les ha llegado, de primera mano, el malestar de importantes líderes autonómicos del partido. La principal crítica de todos ellos, afirman es que Casado va “excesivamente por libre” y está provocando “problemas de coordinación interna”.

Se sienten “puenteados”

Una tendencia que, dentro del partido, algunos empezaron a notar con la vuelta del curso político en septiembre, pero que se ha confirmado hace apenas unas semanas, cuando trascendió que la dirección nacional había encargado encuestas electorales de cara a las municipales de mayo de 2019.

Tal y como aseguran las fuentes consultadas, Casado no advirtió de esos sondeos telefónicos a un importante número de barones regionales que, al enterarse de esos movimientos, y también de los nombres que se estaban dando, “montaron en cólera”.

Una de las ejecutivas en las que más ha molestado esta práctica ha sido en la del PP de la Comunidad Valenciana, con Isabel Bonig al frente. Integrantes de esa dirección autonómica explican a ECD que “Génova hizo una encuesta telefónica en la que preguntaba por candidatos de los que Isabel no había ni hablado”.

Entre ellos, destacan, estaba el abogado valenciano Manuel Broseta que, al enterarse que “desde Madrid” le estaban incluyendo en la lista de precandidatos, tuvo que acudir a la prensa local para frenar ese movimiento y desmentir que tuviera aspiraciones políticas. Unas declaraciones que, en opinión del PP valenciano, “nos han dejado mal, y a Casado peor”.

Si bien este caso ha sido de los más significativos, las fuentes consultadas recuerdan que ha habido más, como la encuesta para el Ayuntamiento de Barcelona a espaldas de Xavier García-Albiol, antes de que éste dimitiera, o la reciente elección de Juan Ignacio Zoido como número 1 del PP por Sevilla para las andaluzas impuesta desde Génova 13 a Juanma Moreno.

Una serie de movimientos, añaden, que están provocando que los barones regionales se sientan “puenteados” por el presidente nacional, lo que empieza a generar tensiones internas: “No es normal que nos ratifique en nuestros puestos al frente de las ejecutivas regionales para luego debilitarnos de cara a nuestras propias elecciones”, reflexiona uno de ellos.

Críticas por un “excesivo individualismo”

Ese “puenteo” por parte de Casado se achaca, entre otras cosas, al “excesivo personalismo” que está protagonizando el nuevo presidente del PP desde su elección en julio.

En ese sentido, dentro del partido no pasa desapercibido que Casado haya optado por una “sobre exposición mediática”, con viajes constantes por toda España y comparecencias prácticamente diarias. Una práctica que supone toda una novedad, ya que supone un giro de 180 grados a la estrategia de comunicación de Rajoy, pero que no está “exenta de riesgos”.

Dirigentes del partido consideran que ese “exceso de protagonismo” está arrinconando a otros valores del PP, ya contrastados, y que “se juegan las abichuelas” en tan solo unos meses con las próximas elecciones municipales y autonómicas. Una circunstancia, concluyen, que “Pablo debería tener en cuenta”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?